Cuando Mercurio se viste de Escorpio

Mercurio entra en Escorpio el 05.11, y estará allí hasta el 24.11.

Me pidieron que escribiera sobre Mercurio en Escorpio y aunque no estaba en mis planes mencionarlo como una entrada independiente, pensé que lo siguiente podría ayudar como información atemporal.

En primer lugar, y como me gustó bastante la descripción sobre la energía Escorpio que escribí en Luna Nueva en Escorpio, del 04.11, traeré acá un fragmento:


Este signo se relaciona con trabajo psicológico, la asimilación de temas complejos en los que nos sentimos desprotegidos, con miedo por fantasmas o cosas “horribles” que puedan perturbar nuestra paz aparente. Con la muerte simbólica o el proceso de dejar una piel vieja y exponer una nueva. La vulnerabilidad de compartir nuestros secretos con alguien más, nuestra cara oculta y privada. La sensación de cerrar los ojos y confiar en que el otro nos tomará si nos dejamos caer. Compartirnos con alguien más, sin saber dónde terminamos y comienza el otro. Compartir lo que nos hace valiosos y permitir que ese hecho nos transforme. Levantarnos en medio de la tormenta y descubrirnos más fuertes, valientes, completos y sabios, porque hemos visto la muerte de cerca y conocemos el miedo que nos provoca, es decir, nos permite encontrar nuestro poder interno

Esta energía también representa la capacidad de mirar lo que se esconde, se oculta, se disimula, se disfraza o se censura y aceptarlo con naturalidad, porque representa la naturaleza humana y la naturaleza del ser. Tiene que ver también con la sexualidad, y no sólo el acto sexual, sino el compromiso psicológico que experimentamos al permitir que otra persona nos observe desnudos, sin la protección que usamos para andar por el mundo y en la calle, metafórica y literalmente hablando. Es sentir la energía y confianza que la otra persona pone en nosotros y sostenerla como lo más preciado, lo que pocas veces se muestra y pocas personas podrían entender sin poner juicios. Es la capacidad de mirar con imparcialidad, y sin miedo, traumas y situaciones que hemos guardado porque temíamos verlos desde una perspectiva cruda, evitando ser arrastrados por su rudeza e incluso violencia. 

Vivir esta energía provoca magnetismo, fascinación y al mismo tiempo, si no estamos listos, rechazo. Obsesión, sentimiento y necesidad de control, intensidad, pasión, querer mantener algo en un mismo sitio y de una cierta manera porque intuimos que terminará, se nos irá de las manos y si regresa, ya no volverá a ser lo mismo que antes, será la misma cosa pero completamente diferente: la metáfora de morir para renacer. Pasar el velo del control, aceptar que se nos fue de las manos y rendirnos a lo que es, nos vuelve personas distintas, nos limpia en profundidad y nos empodera; eso es la energía Escorpio. 

Photo by Lucas Pezeta on Pexels.com

Hace tiempo comencé un borrador sobre los colores de Mercurio. Me refiero a, los tintes, estilos, tonos con los que se viste Mercurio para transmitir información. Mercurio es sinónimo de información. Procesos mentales, datos, comunicación. Cómo decodificamos ayudándonos con la mente, nuestro entorno, cada dato que captamos. Con qué estilo tomamos el dato capturado, de qué modo lo analizamos, de qué manera lo comunicamos, lo dará el signo en donde se encuentre.

El proceso de comunicación es muy sencillo, muchos lo aprendimos en la escuela, y para algunas profesiones es literal su corazón: periodismo, comunicadores, locución, escritores, guionistas, etc. ¿De qué manera transmitimos lo que queremos decir? En realidad lo usamos todo el tiempo: como pueden ver en la siguiente imagen, bien podría representar la conversación entre un niño de 3 años y su madre. O el locutor de radio y quienes escuchan el programa. O la pantalla de cine y los espectadores. También el gato que hace señas al humano para que le abra la puerta.

En todos los casos hay alguien que emite un mensaje (emisor), el mensaje tiene un código, y quien lo recibe debe decodificarlo (receptor). El canal es el medio por el que viaja el mensaje y, en la imagen no viene, pero el ruido es la interferencia que podría dificultar que el mensaje se transmita de forma clara y precisa. Lo mejor es que emisor y receptor comprendan el código del mensaje, para que ambos estén en el mismo canal (los gatos se entienden mejor entre ellos, que gato y humano).

Si quieres profundizar más sobre este proceso, puedes verlo aquí.

Fuente: www.knoow.net

La magia de este proceso es Mercurio; y Géminis es quien lo domina. Me refiero al arquetipo de Géminis, porque si habláramos de una persona, habría que revisar toda la carta astral.

Así que tenemos lo que significa Mercurio, que es un proceso de puro aire, datos duros, no tiene nada de complejo, es de un lado a otro, como Géminis, uno mismo en dos caras, yo emito, tú recibes y nos unimos, esa unión es un puente que permite la comunicación.

Mercurio en Escorpio es usar ese puente entre un extremo y otro para transmitir información que muchas veces es tomada como un secreto, por la incomodidad que pudiera generar «mostrarla a la luz del día».

Otras veces es una opinión tajante, corta pero que mueve, no el suelo, sino lo que hay debajo del suelo, el agua (emociones) del subsuelo.


Es una opinión precisa que detiene el juego de máscaras por un momento, para comenzar un pequeño caos interno porque nos dimos cuenta de que no podemos escondernos del otro.

Es observar a la presa, acorralarla con información y datos sacados como de SU inconsciente, provocar que hable y amplíe esa información, y generar una pequeña -o no tan pequeña- catarsis en ella.

Es delimitar los temas de conversación para que nos mantengan en una zona donde nos podamos mostrar siempre de mente desnuda: opiniones y puntos de vista sin maquillaje, sin censuras, sin querer ser agradables o bellos, simplemente mostrar quiénes somos a través de nuestra mente; aceptando el miedo que provoca mostrar «lo grotesco» de nosotros, lo que acomodamos al final del mueble para que no se observe con facilidad por las visitas, pero que no botamos porque nos provocaría sensaciones muy intensas que no todo el tiempo estamos dispuestos a asimilar.

Mercurio en Escorpio muchas veces emite y recibe con el tercer ojo. Nos podríamos encontrar en una situación en la que se habla poco pero muchísimo con la mirada. O quizá ni siquiera con la mirada pero hay un idioma silencioso que se transmite. Esta es la capacidad de Escorpio de mirar más allá de lo que se muestra. Recoge lo que se oculta y le da sentido de forma natural porque conoce lo que la otra persona teme, de lo que se avergüenza, y también lo que la empoderaría o destrozaría.

Para que alguien conozca de otra persona lo peor y lo mejor de ella, tendría que haber pasado en primera persona por conocer lo peor y lo mejor de sí mismo. En otras palabras, la capacidad de Mercurio en Escorpio de ahondar y profundizar en la mente de otros, sucede por experiencia propia, él lo hace consigo mismo.

Pocas cosas empoderan más que sentir que le hemos ganado a la muerte. ¿Qué más podría perder si ya sé cómo es perderme a mí mismo? Al volver de esa sensación podríamos pensar que ya nada nos destruye, somos más fuertes, hábiles, inteligentes. Ganarle a una muerte psicológica, a la que llegamos a través de la mente, podría significar la semilla para cambiar todo en nuestra vida. Cambia tu mente, cambia tu vida. Tus opiniones con respecto a lo que es o no importante. Sobre cómo abordar un abuso, la muerte de un familiar, un miedo de la infancia, un fuerte complejo sobre uno mismo. Dejar morir la mentalidad sobre algo que no nos atrevemos ni siquiera a mencionar, sería un horror pensar en aquello, ¿no seríamos personas nuevas y libres si lográramos salir de ese peligro mental en el que nos hemos sumido?

Photo by Aleksandr Burzinskij on Pexels.com


Experimentar el poder y placer de haber tocado el fondo de nuestra mente para salir vivos de allí podría ser adictivo, y por ende, hay riesgo de obsesionarnos con ello. De no querer saber nada a querer saber todo, cada detalle, barrerlo todo con nuestra presencia, obtenerlo y poseerlo. Quemarnos con ello y si muere, morir también, porque sin aquello nosotros perderíamos el rumbo.


La intensidad de Mercurio en Escorpio le permite comprender lo más complejo de lo que nos rodea, desenredando misterios, temas tabú, temas delicados. Abordando su entendimiento sin asco, sin miedo a romper con fragilidades, valiente en que no hay vuelta atrás y no volverá a ser el mismo cuando llegue al fondo de un asunto, porque ganará mucho más. Su poder radica en la observación, sin tapujos, de los temas que nadie quiere hablar, en no ignorar la reacción de los demás con respecto a esos temas, y con ello, alcanzar un control profundo de la situación.

Claro que siempre hay variaciones dependiendo aspectos en la carta o en los tránsitos. Ver a Marte y Plutón en la carta, por ser regentes de Escorpio. En qué casa está. Si está directo o retrógrado. Si está antes o después del Sol. Estas personas podrían decir muy poco o casi nada pero cuando te están transmitiendo algo, te envuelven y piden toda tu atención, muchas veces en una conversación a la que pocos o nadie están invitados, aunque el lugar esté lleno de gente. Hay conversaciones muy intensas que suceden en lugares públicos que parecen ser dichas en un espacio protegido, y lo más curioso es que tienen habilidad para que lo dicho en ese espacio, siga siendo cosa para sólo los implicados.

Cada persona asimila distinto este rasgo porque, en mi opinión, obtener información oculta de otra persona de forma tan natural, podría ponerla en una posición vulnerable, y algunas veces se confundiría con tener poder sobre el otro. No poder esconderse y además, temer de lo que nos podrían decir sobre nosotros, y que quizá ni siquiera buscáramos saber, es muy intimidante. Hay quienes se aprovechan de este rasgo para generar miedo en los demás y por lo tanto, controlarlos y/o manipularlos. Aunque, también hay quienes lo utilizan para guiar y ayudar.

A final de cuentas, pienso que, suena cliché, pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad.


Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

2 comentarios sobre “Cuando Mercurio se viste de Escorpio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: