Luna NUEVA en Escorpio 2021

Será el 4 de noviembre a las 15:14 hrs. horario del centro de México. Luna y Sol en conjunción en el grado 12. Representa el inicio de un proceso emocional de seis meses en la casa donde tengamos a Escorpio en nuestra carta astral.

Este signo se relaciona con trabajo psicológico, la asimilación de temas complejos en los que nos sentimos desprotegidos, con miedo por fantasmas o cosas «horribles» que puedan perturbar nuestra paz aparente. Con la muerte simbólica o el proceso de dejar una piel vieja y exponer una nueva. La vulnerabilidad de compartir nuestros secretos con alguien más, nuestra cara oculta y privada. La sensación de cerrar los ojos y confiar en que el otro nos tomará si nos dejamos caer. Compartirnos con alguien más, sin saber dónde terminamos y comienza el otro. Compartir lo que nos hace valiosos y permitir que ese hecho nos transforme. Levantarnos en medio de la tormenta y descubrirnos más fuertes, valientes, completos y sabios, porque hemos visto la muerte de cerca y conocemos el miedo que nos provoca, es decir, nos permite encontrar nuestro poder interno.

Esta energía también representa la capacidad de mirar lo que se esconde, se oculta, se disimula, se disfraza o se censura y aceptarlo con naturalidad, porque representa la naturaleza humana y la naturaleza del ser. Tiene que ver también con la sexualidad, y no sólo el acto sexual, sino el compromiso psicológico que experimentamos al permitir que otra persona nos observe desnudos, sin la protección que usamos para andar por el mundo y en la calle, metafórica y literalmente hablando. Es sentir la energía y confianza que la otra persona pone en nosotros y sostenerla como lo más preciado, lo que pocas veces se muestra y pocas personas podrían entender sin poner juicios. Es la capacidad de mirar con imparcialidad, y sin miedo, traumas y situaciones que hemos guardado porque temíamos verlos desde una perspectiva cruda, evitando ser arrastrados por su rudeza e incluso violencia.

Vivir esta energía provoca magnetismo, fascinación y al mismo tiempo, si no estamos listos, rechazo. Obsesión, sentimiento y necesidad de control, intensidad, pasión, querer mantener algo en un mismo sitio y de una cierta manera porque intuimos que terminará, se nos irá de las manos y si regresa, ya no volverá a ser lo mismo que antes, será la misma cosa pero completamente diferente: la metáfora de morir para renacer. Pasar el velo del control, aceptar que se nos fue de las manos y rendirnos a lo que es, nos vuelve personas distintas, nos limpia en profundidad y nos empodera; eso es la energía Escorpio.

Además, con esta Luna Nueva comenzamos la temporada de eclipses. La próxima lunación será eclipse parcial de Luna en Tauro, el 19 de noviembre. Con los nodos en el grado 1º de Géminis y Sagitario.

La Luna Llena en Escorpio del 16.05.2022, que complete este ciclo de seis meses que comienza el 04.11, será también eclipse.

Es decir, lo que sembramos ahora nos llevará a una situación como destinada e importante para el camino de nuestro ser; con ese sabor de temporada de eclipses que nos provoca una sensación como de vivir el clímax de una historia, cuando ya hay acción y giros en la trama que a veces nos dejan con la boca abierta. Una situación nos lleva a otra y vivirlas tendrá repercusiones a largo plazo en nosotros, incluso podrían mostrarnos qué paso es el siguiente a tomar en nuestro desarrollo de vida.

Para agregar sorpresas, improvisación y ciencia ficción, hay que recordar que Urano será el personaje -extraterrestre- favorito de la saga de eclipses Tauro-Escorpio.

Photo by enfantnocta on Pexels.com

Este inicio sucede en medio de mucha presión. El Sol ya habrá perfeccionado su cuadratura a Saturno y estará en oposición perfecta a Urano. Nos miramos, sentimos, nos sabemos limitados por reglas o autoridad pero también somos conscientes de que una transformación profunda nos liberará y romperá con limitantes personales. En otras palabras, podría sentirse como, iniciar una muerte psicológica en donde nos permitimos ser transformados y renovados, llevándonos a una versión completamente distinta de nosotros, sin saber cuál será el resultado pero permitiéndonos salir de lo esperado socialmente, porque algo nos presiona fuertemente de un costado. Esta transformación, sí sucede en nosotros pero es provocada por algo externo, que nos lleva a experimentar, nos dice que liberarnos no está tan fuera de nuestras manos y que ya estamos más en ella que afuera.

La presión que nos ha llevado hasta este punto de transformación -a mi parecer, necesaria-, no es nueva, tiene que ver con el proceso de la cuadratura Saturno-Urano que hemos vivido todo el 2021.

Nuestro actuar está acorde a lo que somos conscientes que comenzamos, pero también hasta cierto punto limitado (Marte cuadratura Saturno), aun así, tomamos la oportunidad de actuar con decisión pero con giros que nos desestanquen (Marte oposición Urano).

Ya nuestras largas reflexiones sobre cómo tendría que ser un trato equilibrado de la retrogradación de Mercurio en Libra han quedado atrás. Para este punto, Mercurio ya habrá terminado sombra post-retrógrada y la mente, los pensamientos y la información que asimilemos será nueva, aunque aun enfocada en buscar la armonía y lo justo, la consideración entre una y otra parte. Todavía se asimilan temas complejos sobre relaciones (Mercurio cuadratura Plutón), pero han sido tan pensados y repensados, que ya no nos asustan ni nos mueven el mundo como en septiembre.

Incluso podría haber fácil apertura para hablar sobre ello (Mercurio trino Júpiter), porque nos ayuda a tomar una oportunidad que habíamos esperado por meses -desde marzo 2021 con Júpiter en Acuario, en ese mismo grado 22-.

Podríamos sentirnos muy intuitivos y recoger información sutil de todo nuestro entorno (Sol, Luna trino Neptuno en Piscis). Puede que sintamos que una vez que comenzamos a vivirlo con avidez, nos atrape la intensidad del momento y nos adentremos fácilmente y de lleno a esta transformación (Vesta en Escorpio sextil Plutón, cuadratura Júpiter).

Deseamos grandes vivencias, vivir situaciones emocionantes que nos muestren el mundo y nos den conocimiento. Conocimiento que sólo se adquiere in situ, aunque eso signifique cruzar fronteras y viajar a otras culturas (Venus en Sagitario 29º). Sentimos un compromiso con retomar nuestra libertad, después de haber pasado por un periodo en el que sentíamos que debíamos terminar con algo que nos ataba (Venus conjunción Juno en Sagitario, ya lejos del nodo sur).

Nuestro deseo de expansión (que surge de algo que ya habíamos vivido, por Júpiter en Acuario después de su retrogradación), tiene buenas migas con nuestro actuar, poderoso, decidido, estratégico (Venus sextil Marte en Escorpio), aunque limitado (Marte cuadratura Saturno), y con nuestra manera de pensar (Venus sextil Mercurio en Libra). En resumen: podríamos actuar de forma sorpresiva y definitiva, buscando liberarnos para atender un deseo de expansión al que nos comprometemos después de un periodo en el que nos cuestionamos si merecíamos un contrato o promesa que nos limitaba.

Nuestro proceso de maduración, tratando de poner orden y estructura a todo aquello que improvisamos y que no habíamos permitido que nos renovara, aquello también que nos recuerda que todo se debe regular, aunque vivamos en tiempos donde surgen novedades en todo momento, es lo que nos lleva a completar el cambio de mentalidad que hemos estado trabajando desde mitad de año y que aun no termina (Saturno trino nodo norte en Géminis).

Las reglas o lo que nos recuerda nuestras responsabilidades podría utilizar discursos incómodos, manipuladores, rebeldes, de doble significado que quizá nos hagan desconfiar, aunque con propósito de obtener sustento, mantener un entorno que alimente un tipo de mentalidad (Saturno trino Lilith y Ceres en Géminis). Somos celosos al tratar de mantener ese entorno que sostiene una mentalidad que nos alimenta, pero hacerlo nos guía hacia donde hay crecimiento (Ceres amplia conjunción nodo norte en Géminis).

Hacer uso de nuestra responsabilidad y liderazgo, ser el adulto que se desenvuelve en medio de la modernidad y el cambio (Saturno en Acuario), nos lleva a sanar la inseguridad de ser capaces de ser individuos, valientes y listos para hacerle frente al mundo (Saturno sextil QuirónR Aries).

Importante, Venus ya estaría en amplia cuadratura a Neptuno en Piscis, pero quizá todavía se sienta una ilusión desproporcionada por vivir el deseo de expansión que comenté arriba.



Esta clase de metamorfosis que representa la Luna Nueva en Escorpio sólo podría suceder mientras hay presión de una sociedad, un deber ser, limitantes o alguien de jerarquía superior a la nuestra. La presencia de Urano frente a la Luna promete que la vía de salida será de liberación y rupturas, pero… hacia dentro, hacia lo más profundo de nosotros, porque estamos en una especie de encrucijada. La zona Leo (juego, creatividad, alegría, protagonismo), será en donde repercuta toda la acción en estos 6 meses, veremos qué tanto hemos cambiado por la presión de esta cuadratura al observar lo que creamos con nuestras manos, nuestro talento y en cómo disfrutemos de la vida. También es un cambio en cómo vemos a los hijos.

Aquí dejo la carta astral y les deseo una pacífica transformación.

Horario del norte de México.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

3 comentarios sobre “Luna NUEVA en Escorpio 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: