Oposiciones a Neptuno 2021

Hoy se perfeccionó la oposición del Sol en Virgo a Neptuno retrógrado en Piscis. Que podría tomarse como la oposición que en teoría da más claridad a una cuestión ya de por sí poco clara.

Este texto lo estuve aplazando, aplazando, aplazando, hasta que ya no pude ignorar la situación y, casualmente el Sol ya estaba de lleno frente a Neptuno. Lo que acabo de decir es un ejemplo de lo que significa esta oposición: evasión de algo a lo que debemos hacer frente, aunque no tengamos claridad al adentrarnos en la neblina.

Comprender la energía de Neptuno, también la energía Piscis y la casa 12, y tener la capacidad de traerla a tierra y expresarla con la mayor fidelidad posible es casi un trabajo heroico. Hacerlo es como querer poseer el talento, la inspiración, lo etéreo y sutil, lo poco claro pero provocador de sensaciones. Pienso en las musas que, por sí mismas no son el arte, y la creación del artista, son las mensajeras y portadoras de la energía de Neptuno, canalizadoras de la inspiración dirigida a una persona para que plasme en lo tangible la magia que ellas emanan.

Después, personas que no somos el artista que está creando, miramos a la musa en cuestión y nos parece una persona común y corriente, terrenal y con bastantes más «defectos» que el enamorado es incapaz de encontrarle.

En la universidad viví con una chica que estudiaba artes. Un día me comentó que el arte no trata de copiar la realidad, sería imposible. El arte plasma lo que la realidad provoca en una persona, se asemeja, se imita pero nunca se reproduce. Es sólo una interpretación.

La energía Virgo queriendo traer a tierra la pisciana. El Sol en este momento, poniendo de lleno su luz y atención a una cuestión que por lo general se mantiene fuera de foco, resguardada en un espacio intangible, sin un espacio que lo contenga y lo oprima.

Podría significar el ojo de la conciencia puesto en lo inmaterial y fuera de este mundo.

La conciencia navegando en asuntos olvidados, casi perdidos o fuera de los límites realistas.

La conciencia del orden y lo práctico, apegada a un método que sea útil en este mundo físico, lleno de restricciones, acorralando a la energía Neptuno y Piscis para exponerla al mundo real.

El Sol mira desde la zona Virgo de nuestra carta, hacia la Piscis, donde está Neptuno.

La zona Piscis y Neptuno allí, con lo incontenible y algunas veces inexplicable, donde permanece la razón por la que la vida puede ser mágica, totalmente coherente, y donde se refugia la única paz real que podamos experimentar: la disolución del ego y el mundo físico.

Por algo la casa 12, que guarda energía Piscis, representa la disolución del ego, los cierres de ciclo, el momento antes de nacer, lo que no tiene un idioma físico, de cinco sentidos, ni que atienda a un tiempo y un espacio.

Photo by Madison Inouye on Pexels.com

Volviendo a las fechas importantes. Las oposiciones a Neptuno en Piscis comenzaron desde que empezó actividad en su zona opuesta, Virgo.

Primero se opuso Venus el 9 de agosto (en aplicación desde el 01.08, en separación hasta el 17.08). Aquí puedes leer un poco sobre esto y también sobre Neptuno, los sueños y la desilusión. Esta oposición también fue parte de la Luna Nueva en Leo 2021.

Le siguió Marte el 2 de septiembre (en aplicación desde el 18.08, en separación hasta el 17.09). Sensación de realizar actividades y no poder concretarlas. Dispersión en nuestro actuar. No ver con claridad el impacto real y tangible de nuestras acciones en una zona que parece poco clara y confusa.

Después Mercurio el 24 de agosto (en aplicación desde el 18.08, en separación hasta el 31.09). Pensamientos dispersos. Incapacidad para concentrarnos. Mensajes distorsionados o poco claros. Dificultad para poner en palabras nuestras sensaciones.

Marte y Mercurio en conjunción y oposición a Neptuno Rx en Piscis fue parte de la Segunda Luna Llena en Acuario 2021.

Y por último lo está haciendo el Sol, hoy 14 de septiembre (en aplicación desde el 04.09, en separación hasta el 23-24.09). Esta oposición fue parte de la Luna Nueva en Virgo 2021. Y también lo será de la Luna Llena en Piscis, del 20 de septiembre.

Photo by eberhard grossgasteiger on Pexels.com

Otro punto importante a tomar en cuenta: la interacción entre Neptuno y Plutón, su ir y venir durante años, tratando de perfeccionar su sextil (los dos son planetas muy lentos), pero siempre en orbe. En esta ocasión, los cuerpos en Virgo oponiéndose a Neptuno en Piscis, también crean trino a Plutón, que permanece en Capricornio.

Así que es fácil que a la energía que representen los planetas en Virgo, se les agrege la intensidad, profundidad y obsesión de Plutón:

Una Venus (deseo, valor, relaciones) cuyo deseo de relacionarse y obtener algo le queme por dentro hasta consumirla, a pesar de la poca claridad frente a ella. O quizá, por esa misma poca claridad que tiene frente a ella, se ilusione y se sienta más enamorada y enganchada.

Un Marte (acción, impulso, fuerza, ira) con mucha más decisión, terquedad y capacidad de mover cielo mar y tierra con tal de provocar lo que pretende, pero que la meta no sea clara, sea escurridiza o no le responda de vuelta como a él le gustaría.

Un Mercurio (pensamiento, información, mensajes) que pretende ser práctico y metódico, al que fácilmente se le escapen posturas agudas, sombrías, crudas e incómodas pero verdaderas y que no lleguen a destino o se distorsionen en el camino.

Un Sol (conciencia, presencia, luz) que pretende mantenerse con los pies en la tierra, firme y poderoso, dispuesto a transformar o controlar lo necesario, buscando perforar con su presencia lo que no puede ser atrapado, comprendido o contenido.


¿Hacia qué está observando la conciencia? ¿Qué pretende decodificar y agregar a su realidad del día a día?

Toda la actividad que se ha presentado con Neptuno y los cuerpos en Virgo tiene una explicación o respuesta en la Luna LLENA en Piscis, iluminando una cuestión emocional de cierres, términos, perdones y el sano abandono a conciencia. Permitirnos dejar de luchar con lo incomprensible, lo impalpable y lo «ilógico».

Aquí la Luna y su parte emocional y femenina se hace notar días antes, y por supuesto, esta Luna es la total expresión emocional de una semilla que sembramos en marzo de este año, con la Luna NUEVA en Piscis. Que se dio en conjunción a Venus y Neptuno, cuando deseamos algo que nos hacía muchísima ilusión, pero que para obtenerlo debíamos enfrentar… todas estas oposiciones, cerrar, terminar ciclos y perdonar.

De ello hablaré con más detalles en la explicación de la Luna LLENA en Piscis 2021.

Por el momento, este texto es introductorio. Espero que sea útil para ubicar las fases de desarrollo de aquello que está próximo a expresarse con toda su luz.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

Un comentario en “Oposiciones a Neptuno 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: