Sol, Marte y Mercurio en Escorpio, oposición Urano, cuadratura Saturno 2021

Si tomamos en cuenta que Saturno representa reglas, límites, autoridad, responsabilidad, liderazgo, madurez; Urano innovación, tecnología, caos -a simple vista-, creatividad fuera de serie, romper con lo convencional y establecido; y que una cuadratura podría significar algo como, tensión, discusión, dificultad, búsqueda constante de acuerdo en común, diferencias activas y presentes, esfuerzo al convivir, podríamos hacernos una idea de lo que ha significado la cuadratura Saturno-Urano durante este 2021 a nivel social e individual.

Las interpretaciones son muchísimas, pero a grandes rasgos, hay una dificultad social, para adaptarnos a los cambios revolucionarios en la tierra, recursos físicos, dinero y biología.

No olvidemos que Saturno al estar en Acuario, tiende a las reglas y liderazgo que favorezca al colectivo, sin importar las diferencias que puedan tener los integrantes. Hay un desapego y aceptación de lo que cada persona haga, con tal de aportar y cumplir con sus responsabilidades sociales. Y bueno, hay distancia y mente, como lo que vivimos con el trabajo a distancia, apoyándonos de la tecnología. (No confundir con Plutón en Capricornio y la sombra del poder centralizado).

Urano en Tauro suena como si lográramos mezclar dos cosas que creíamos que nunca convivirían. Pero bueno, Urano alcanzando lo «imposible», lo que sólo vive en la ciencia ficción. Lo que a veces es tan inestable y rarísimo que si vemos un resultado extravagante pero asombroso, le rendimos pleitesía. Quizá esté exagerando pero pienso que Urano nos maravilla tanto, que muchas veces queremos más y más sin importar qué tanto nos alejemos del origen; y aunque los experimentos sean fallidos, habrá uno que sí nos brinde satisfacción. Podríamos dejar volar la imaginación para visualizar el resultado final, pero nada como estar frente a él y verlo hecho realidad.

En ese espacio de Urano en Tauro entra también lo inesperado y sorpresivo de la tierra, el destiempo ilógico de sus procesos naturales. La manera más atípica de generar riquezas y recursos que nos da la tierra -o que nos daría-. Nuevas y novedosas formas de estimular nuestra percepción sensorial: si Tauro toca, siente y así experimenta su entorno, Urano podría generar estímulos sensoriales de forma artificial. Como la realidad virtual, o, formas mucho más sofisticadas, en donde se disimulara que se utiliza un componente ajeno a lo que la naturaleza nos dio. Es decir, sería incómodo andar por la calle con un dispositivo colgando de la cabeza, lo mejor es adaptarlo a lo que necesitamos para hacer una vida productiva y «normal».

Pienso que hasta este punto no está tan fuera de contexto hablar de inteligencia artificial, apegándose lo más posible a lo que la naturaleza nos brinda como seres vivientes y naturales (robots muy parecidos a los humanos). Disculpen si mi léxico no abarca todo el repertorio de posibilidades tecnológicas que podría significar Urano en Tauro, nunca leí a Isaac Asimov, pero no creo que pase mucho tiempo para que comencemos a familiarizarnos con nuevas palabras y conceptos tecnológicos, sobre todo porque ya casi tenemos al nodo norte en Tauro y hacia allá estará nuestro crecimiento y área de oportunidad.

Incluir neuroderechos a Constitución de Chile, por avance de inteligencia artificial, 2021 aquí.
Derechos humanos: inteligencia artificial. Revista UNAM, México, 2019 aquí.

Photo by Kevin Bidwell on Pexels.com


Mientras ordenaba las ideas para este escrito, pensaba que: Urano en Tauro es un tránsito que comenzó en mayo de 2018, pero Urano retrogradó, y salió de Tauro en noviembre de 2018, para entrar de nuevo en marzo de 2019. Estará en Tauro hasta julio de 2025; y de nuevo, por un breve lapso, de noviembre 2025 a abril 2026.

En resumen, lo futurista aplicado a la tierra no es un tema nuevo, pero hasta este punto, está haciéndose notar porque Urano tiene este tránsito importante con Saturno.

Dentro de ese periodo de Urano en Tauro, los nodos del karma estarán en Tauro y Escorpio de finales del 2021 al 2023 (las fechas exactas cambian según nos basemos en nodo verdadero o medio). Y mientras vivamos este proceso, con el nodo norte en Tauro, estaremos retados a convivir con una novedosa realidad tecnológica en donde se nos presente una nueva manera de vivir lo natural.

También tiene relación el espacio, los viajes al espacio y lo que podría «entrar» del exterior a nuestra casa que es la tierra. Pienso que si algo sale de aquí, se abre la posibilidad de que otra cosa entre, ¿no? Pero como con Urano nunca se sabe, observemos.

Ceres también será importante mientras el nodo norte esté en Tauro, sus temas son la agricultura y el alimento.



Tomando en cuenta que cuando tengamos a los nodos en Tauro-Escorpio, y analizando lo que podría significar el nodo norte allí y a Urano haciendo de las suyas, la cuadratura Saturno-Urano en 2021 viene siendo como una preparación de lo que viviremos. Las cuadraturas son aprendizaje intensivo, incomodísimo, desgastante, pero si lo sabemos aprovechar, es muy beneficioso.

En enero del 2020 la cuadratura Saturno-Urano ya estaba en aplicación (10º).
En abril estaban ya a 4º de perfeccionar cuadratura pero se alejaron de nuevo.


Fue hasta noviembre 2020 que volvieron a acercarse a 10º de distancia, hasta que en febrero de 2021 perfeccionaron cuadratura, los dos directos.

Es decir, en 2020 ya podíamos sentir que algo nos movía el piso y venía a revolucionar, a introducirnos al cambio y la incertidumbre, pero no lo vivíamos de lleno.

En junio 2021 volvieron a perfeccionar, pero Saturno estaba retrógrado (reglas revisándose, dando prioridad a la renovación).

El 24 de diciembre 2021 volverán a perfeccionar, con Urano retrógrado (reglas asentándose en medio de la renovación).

Las cuadraturas perfectas suceden dentro del 2021, y los nodos cambian a Tauro y Escorpio el 22.12.2021 (medio) o el 18.01.2022 (verdadero).

Para abril de 2022 se habrán separado hasta 10º. Pero se acercarán de nuevo, sin perfeccionar cuadratura -les faltará un grado para perfeccionar-, en septiembre 2022.

En enero 2023 ya estarán a 10º de separación mientras los nodos aun en Tauro y Escorpio, recorran los últimos 9 grados en esos signos. Habrá un pequeñísimo acercamiento (amplia cuadratura 10º) en octubre 2023 pero prácticamente la cuadratura ya estará deshecha.

Photo by Gerritt Tisdale on Pexels.com

En junio y julio, coincidiendo con la segunda cuadratura, y mientras los planetas recorrían el signo Leo, pudimos percibir y vivir los límites que truncaban nuestra expresión y protagonismo (oposición a Saturno), y la necesidad de adaptación, siendo presionados constantemente por un mundo que pedía renovarnos para adaptarnos a su modernidad (cuadratura Urano). Primero Marte y Venus en Leo, y después Sol y Mercurio en Leo.

Vivimos un periodo en que nos relajamos un poco en eso de la adaptación constante del 2021, pero Venus se adelantó y pisó Escorpio del 10 de septiembre al 7 de octubre, cuadrándose a Saturno el 16.09 y oponiéndose a Urano el 23.09, por los días de la Luna Llena en Piscis (un final, término de ciclo, de lucha, un suspiro que nos permitiera soltar, perdonar o aceptar que no tiene sentido mantener vivo algo).

Venus cuadratura Saturno R oposición Urano R podría significar: deseamos algo pero se nos ponen muchas reglas de por medio, o la autoridad lo dificulta muchísimo. Se presentan otras maneras de alcanzarlo, improvisar, romper con la idea que teníamos de obtenerlo y usar otros métodos totalmente diferentes (métodos uranianos). En aquellos días una parte de nosotros descansó y quizá «se dio por vencida», pero mucho tuvo que ver el clima que estaba sucediendo, por la Luna Llena en Piscis. En ese momento Saturno y Urano estaban retrógrados, no se expresaba la energía desinhibida y arquetípica de los dos, aunque no hay que restarles fuerza o importancia. Pienso que esa vez se sintió frustración pero aceptación. Y en consecuencia liberación.

Venus en Escorpio oposición Urano R también participó en la carta del Equinoccio, desear con mucha intensidad algo, ir por ello pero encontrarnos con sorpresas en el camino. Así se fijó la energía de lo que serían los próximos tres meses, en este momento estamos comenzando el segundo de esos tres.


El Sol entra en Escorpio el 22 de octubre, creando cuadratura a Saturno el 30.10, y oposición a Urano R el 04.11. Esta vez somos conscientes de que hay límites y se nos impide algo; se nos ponen reglas, con la excusa de ser responsables y maduros, pensar en los demás y el colectivo, sin importar diferencias -porque no existen diferencias-. Cumplir con la sociedad al distanciar (Acuario-aire), buscar maneras de solucionar, usando métodos que no son utilizados por tradición.

Lo interesante aquí es que para este momento, a diferencia de como pasó con Venus y la Luna Llena en Piscis, y haberlo tomado con calma porque… «ni modo, no se puede hacer nada más», esta vez el ánimo de la Luna Llena en Aries está reciente, (y todo lo que implica, como la cuadratura Marte-Plutón y la participación de Eris junto a la Luna). Además, Saturno estará directo y tiene más claro lo que significa límites, lo que debemos hacer por honor, y lo que la sociedad espera de nosotros adaptándonos a los tiempos increíbles que vivimos.

Tendremos un Sol intenso y sin pelos en la lengua como Escorpio, dispuesto a hablar de lo que ve aunque no guste a otros, y también, con la habilidad de hacerle frente a situaciones en extremo difíciles a nivel psicológico, y seguir en pie porque «sabe caminar por entre los muertos» y el inframundo sin espantarse; me parece que mostraría mucho de lo que en otros momentos se guardó porque no era el momento ni el lugar para traerlo a la mesa. Si no es que ya se expresó con la cuadratura Marte-Plutón días antes.

Sol oposición Urano, aunque esté retrógrado, es la conciencia de necesitar romper con el camino que se ha establecido, un cambio radical acorde a lo que la realidad está reflejándonos. Sabernos parte de la incertidumbre y transformarnos en profundidad, morir un viejo yo para nacer otro totalmente nuevo, aunque no sepamos cuál será el resultado, pero que gran parte de esta transformación sea provocada por la presión social, o la presión de lo que significa madurar y responsabilizarse. Es también ir hacia dentro, bajar a nuestro infierno, porque allá afuera hay cambios inexplicables y porque, al discutirse con quien ha representado una figura de liderazgo, ahora no nos queda más remedio que ir en busca de nuestro poder interno y resurgir como alguien mucho más firme, completo y sin miedo.

Photo by Bruno Thethe on Pexels.com


Marte tendrá cuadratura a Saturno el 10.11. Nuestras acciones, que tratan de ir por todo o dejarlo por completo, entran en conflicto con reglas o autoridad. A estas alturas ya sabríamos y seríamos más conscientes de que los límites existen. Marte se opone a Urano R el 17.11. Acciones impredecibles, impulsos pasionales, de base real y tangible, porque la sensación que los promueve no se puede negar, la sentimos viva y palpitante en el pecho, y porque al mismo tiempo, nuestra mente la revisa, busca asimilarla y comprenderla: Mercurio y Marte perfeccionarán conjunción el 10.11.

Mercurio crea cuadratura a Saturno el 10.11. El mismo día que se une a Marte. La fuerza de las palabras, palabras crudas y totalmente honestas. O quizá manipuladoras y controladoras, por la sombra de Escorpio. Las palabras vienen de lo más profundo de nosotros, de donde pocas veces exponemos a la luz, porque es un espacio vulnerable y privado. Se expresa con facilidad el poder interno. Se habla también con las acciones, son firmes y definitorias. De mucho fuego pero también mucha cabeza.
Mercurio oposición Urano el 13.11. Información que nos revoluciona y transforma. También provoca en nosotros revuelo de ideas y muchísima agilidad mental, que expresamos no sólo en palabras, también en acciones.



Son tiempos de transformación, pero de un sabor intensísimo. Nos ha costado mucho llegar hasta aquí y este momento es un salto importante porque, además de que está a punto de comenzar la temporada de eclipses (04.11), estamos a nada de soltar los nodos en Géminis y Sagitario, que supondrían un revuelo mental e intelectual, se nos desarmó con argumentos, lo que creíamos saber ahora ya no lo sabemos y se nos obligó a aprender de nuevo, rebuscar información y digerirla desde otra perspectiva.

Se nos orilló a un trabajo emocional y mental a conciencia si queríamos salir vivos (y sanos) de esta situación del 2021. Seguiremos desprendiéndonos del fango y nuestros peores miedos con el nodo sur en Escorpio, pero por el momento, es importante mirar en qué parte del camino estamos porque, hoy somos más fuertes y el mérito es propio.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

5 comentarios sobre “Sol, Marte y Mercurio en Escorpio, oposición Urano, cuadratura Saturno 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: