Luna NUEVA en Sagitario 2022


Será el 23 de noviembre a las 16:57 hrs. tiempo del centro de México. Ya con un Sol en Sagitario y una Luna en conjunción en el grado 01º38′.

Simbolizando el inicio de un ciclo en el área Sagitario de nuestra carta astral, cuyo clímax veremos en seis meses, cerca del 03 de junio durante el mes Géminis 2023.

Esta Luna Nueva también da cierre a la segunda temporada de eclipses 2022.


El sitio Sagitario es donde surgen las ideologías, creencias, conocimiento y aprendizajes que dan sentido a nuestra vida, nos dan respuestas y explicaciones a cuestiones más profundas y especializadas que las surgidas en su signo complementario -Géminis-.

Con lo anterior me refiero a que, mientras en Géminis usamos explicaciones y respuestas mundanas, cotidianas y con un lenguaje sencillo para que todos puedan comprenderlo, Sagitario va más allá y se engancha a preguntas como: ¿por qué? ¿Para qué? ¿De dónde viene? ¿Para qué es?

Y es así como Sagitario termina especializándose en algún tema; o por lo menos, suele tener conocimiento o información especializada en temas específicos.

Photo by Admiral General M. u2b50u2b50u2b50u2b50u2b50 GodShepherdly 33277089* on Pexels.com

Sagitario representa salir del barrio, cruzar fronteras, viajar más allá, abarcar mucho, cultivar el intelecto, aprender del maestro o convertirse en él, experimentar de primera mano, comprobar si algo es verdad o no, y si no lo es, seguir buscando hasta saciar todas las dudas su mente ambiciosa y cada vez más nutrida (a veces loca e incomprensible para algunos).

Son viajeros, aventureros, a veces temerarios e idealistas, cuentacuentos, estudiosos, grandes pensadores, filósofos, sabelotodos, algunos gurús o líderes de creencias, ideologías o religiones.

Amantes de sus convicciones y del conocimiento que han adquirido por experiencia propia, o del que han creado por la infinita capacidad creativa que tiene su mente (Acuario en casa 3).

Y como Júpiter rige a Sagitario, también le brinda algunas características benéficas, podríamos encontrarnos con:

ver el vaso medio lleno,

confiar, siempre confiar que tarde o temprano encontraremos un resquicio de luz para salir del túnel,

mirar siempre más allá, pocas veces hacia el pasado -Sagitario deja en el pasado al complejo Escorpio-, porque hacia el frente es donde todo mejora,

cruzando fronteras está el camino hacia la verdad «absoluta», allá hay menos contradicciones, más respuestas, mayor paz intelectual y mental (curioso ver cuando mucho conocimiento nos dirige a un terreno espiritual, ¿no? Júpiter es regente tradicional de Piscis).

más, más de todas las formas y tamaños, más experiencias darán más respuestas, más autoconocimiento, más cercanía a la verdad,

más opciones es igual a mayor expansión, experimentarlas nos permite conocer la parte positiva de la vida, los días oscuros siempre quedan atrás ¡y hay tanto mundo por recorrer!,

mayor desprendimiento: se toma, se prueba, se integra lo aprendido, y se deja, porque el viaje es largo y el peso del equipaje nos ralentiza o nos empantana; el camino proveerá y nosotros, en buena disposición para la expansión que brinda una nueva aventura.

Photo by Taryn Elliott on Pexels.com

Mientras el Sol estuvo por el nodo sur en Escorpio (eclipses el 25.10 y el 08.11), se nos llevó a hacernos conscientes de que algo termina, algo muere o debe transformarse para dar espacio a lo nuevo, taurino con toque uraniano, que espera por nosotros.

Sagitario, como signo que continúa el recorrido en la rueda zodiacal, y específicamente con esta Luna Nueva -por las sacudidas con los eclipses-, nos muestra lo ligeros y libres que podemos sentirnos cuando dejamos de enfocarnos en lo que nos hacía sufrir o nos atormentaba.

Esta Luna Nueva nos dice que si queremos llegar lo más lejos posible debemos dejar cualquier cosa que no sea imprescindible:

Estamos dejando atrás signos fijos (Eclipses en Tauro y Escorpio), para enfocarnos en un mes de energía mutable, de adaptación (Luna Nueva en Sagitario 23.11 y Luna Llena en Géminis 17.06), porque también pronto vendrán los días para atender cosas serias, establecernos y construir a largo plazo, atender prioridades por sobre sentimentalismos y pasado, y básicamente, crecer (Sol en Capricornio, solsticio 21.12 y Luna Nueva en Capricornio 23.12).

Pero mientras tanto, trabajemos nuestra parte intelectual, comencemos a sembrar lo que en seis meses nos dará respuestas fundamentales y conocimiento valioso para atravesar fronteras.

Photo by Vitor Almeida on Pexels.com

La primera mitad de noviembre nos dejó un mensaje:

Todo lo material llega a su término y debe cumplir su ciclo para darle la bienvenida a una nueva forma de vida, así que se nos pidió apertura de consciencia (Urano en Tauro y nodo norte) y distinta forma de actuar (Marte R en Géminis), para construir algo firme a largo plazo, pero también adaptado a los nuevos tiempos que vivimos y las nuevas personas que somos ahora (Eclipse de Luna Llena en Tauro del 08.11).


Esta Luna Nueva en Sagitario sucede en trino a Júpiter -regente de Sagitario-, retrógrado y en grado 28 de Piscis. Siete minutos después de la conjunción exacta del Sol y la Luna, Júpiter volverá a estar directo para terminar en definitiva su recorrido por Piscis. Con la Luna Llena en Géminis del 07.12 lo tendremos aun en Piscis, pero para la Luna Nueva en Capricornio del 23.12 Júpiter estará de nuevo en Aries:

Iniciamos un ciclo que nos permite viajar lejos usando nuestra espiritualidad, o permitiendo que el universo provee, confiando en que nos abrirá caminos de libertad si quitamos nuestro ego de en medio, o nuestro afán de control.

Teniendo fe en que las circunstancias nos traerán exactamente lo que necesitamos para nuestra expansión, aunque nosotros no lo comprendamos todavía.

Y que si termina algo (por la energía de Júpiter en Piscis), confiar en que traerá paz, perdón o alivio -y quizá una sensación de abandono o vacío-. Aunque esta parte podría darse también durante la Luna Llena en Géminis 07.12, sobre todo porque representa un clímax, un término.

Photo by Ben Mack on Pexels.com

Esta Luna Nueva tiene un toque de inspiración, idealismo y ensueño (Júpiter R y Neptuno R en conjunción, en Piscis), que imprimimos en algo que iniciamos gracias a que por fin estamos viendo cercana la resolución de un asunto que tiene que ver al gran cierre de una etapa que ya no da más, que pide paz, y que se tenía pendiente desde abril (conjunción Júpiter y Neptuno en Piscis).

Va acompañada de grandes pláticas extrovertidas -que podrían tener tono de fiesta, o de festejo- con vínculos que están receptivos al mensaje, están en el mismo canal (Venus y Mercurio en conjunción -perfeccionan 21.12- a Sol y Luna en Sagitario).

Y el hecho de comunicar, o platicar entre relaciones sobre este inicio que nos promete libertad de espíritu, también nos ayuda a sanar un yo soy que a veces duda de sí mismo, se ofende o se defiende porque está en un proceso de reencontrarse y afirmarse (Mercurio y Venus en Sagitario en trino a Quirón R en Aries).

Además, nuestros movimientos y acciones, -aunque aprendiendo de ellos y metidos hasta el cuello en un proceso para redireccionarlos y reestructurarlos, por la retrogradación de Marte en Géminis-, están firmemente comprometidos para provocar repercusiones serias a largo plazo (Marte R en Géminis trino Saturno en Acuario).

Todo lindo y fluido hasta el momento.

Photo by Debasish Vishal on Pexels.com

Ahora viene la parte compleja:

Aunque actuamos súper en serio, comprometidos firmemente y haciendo lo que podemos, considerando que se nos pide cambiar de estrategia (Marte R en Géminis trino Saturno en Acuario), podríamos tener la sensación de que, por más que exageremos (Marte R en Géminis cuadratura Júpiter R en Piscis), en la fuerza e ímpetu para que nuestras acciones den resultado, nos cuesta ver avances claros (Marte R en Géminis cuadratura Neptuno R en Piscis).

No sólo eso, quizá estemos nutriendo y maternando algo que requiere estructura, limpieza y constancia, y que repercute en nuestro lado espiritual o sutil (quizá un tema relacionado al gran cierre que quedó pendiente desde abril), prácticamente un lado depende del otro (Ceres en Virgo oposición Neptuno R en Piscis); pero enojos, palabras furiosas, ideas impetuosas, o figura con mucha energía masculina, interfiere en el proceso y nos obliga a esforzarnos, con algo de estrés, para no sacrificar o perjudicar el proceso que llevamos (Marte R en Géminis en cuadratura a Ceres y Neptuno).

Lo mejor sería encontrar un equilibrio para sacar provecho de las tres partes, de lo contrario, lo que saldría más perjudicado sería la ilusión que nos da el iniciar algo para liberarnos pacíficamente, es decir, lo más perjudicado sería lo que inicia con esta Luna Nueva (área Sagitario).


Aun presente la cuadratura (en separación) de Saturno en Acuario y Urano R en Tauro, que sigue en conjunción al nodo norte: esta tensión tan habitual ya, por esta ocasión se siente como de fondo, como cuando el estrés del trabajo ya se volvió una sensación familiar y podemos mantenernos sentados en la silla sin que nos tiemble un párpado -resistiendo, pero incómodos-.

Aun el futuro nos pide revolución si queremos mejor calidad de vida, y hasta cierto punto los cambios son rápidos y excéntricos, y nos dirigimos a ellos de forma constante e irreversible (Urano R y nodo norte en Tauro), pero adulto interno, responsabilidades, compromiso, interfiere constantemente en el viaje y nos exige cumplir, añade frialdad, distancia, espacio, o dureza, además, en cierto modo es un puente entre lo que dejamos atrás y lo que se ve en el horizonte (Saturno en Acuario en cuadratura a Urano y nodos en Tauro y Escorpio).

Photo by Pixabay on Pexels.com

Y otra parte compleja, y dura psicológicamente, que nos sigue pidiendo trabajo de sombras, traumas y cuestiones que preferiríamos guardar en un cajón y no volver a verlas nunca más:

Lilith -y Palas- en Cáncer en oposición a Plutón en Capricornio que perfeccionan oposición el 13.12. En Eclipse de Luna Llena en Tauro del 08.11 expliqué esta configuración que se extiende también para la Luna Llena en Géminis del 07.12, la Luna Nueva en Capricornio del 23.12 y ¡la Luna Llena en Cáncer del 06.01.23!, que para esa Luna será importantísima, pero llegaremos a ella en su momento.

Para refrescar y en resumen, esta oposición representa el enfrentamiento de una faceta rebelde, insumisa e insaciable relacionada a la familia, la maternidad o el hogar, vs un miedo profundo al que le tenemos respeto, o una autoridad que no suelta el poder que le brinda pertenecer a una jerarquía mayor a la nuestra.

Esta configuración consiste en encarar esa figura o cuestión perturbadora o tenebrosa, desde una postura centrada, inteligente y estratégica, pero que no oculta su rebeldía ante lo socialmente aceptado en temas de familia o nutrición emocional. Y la cosa podría ponerse sombría, pero es necesario si queremos iluminar algo para ya dejar ir una vieja vida (Plutón regente de nodo sur en Escorpio).

Pienso que, como Marte R en Géminis, es corregente de Escorpio -donde el nodo sur-, el dejar atrás una vieja vida está sucediendo con una forma distinta de lucha y defensa, algo confusa y en neblina, reestructurándose, pero si queremos resultados distintos, habrá que hacerlo distinto.


Si algo te molesta sobre el hogar, si algo ocultas o quieres disimular, ¿tendrá que ver con el miedo a lo que la sociedad pueda opinar sobre ti?

¿Miedo a la desacreditación social o al poco reconocimiento que aquello te pueda traer?

¿Qué tanto de trauma, relacionado al afecto de una autoridad durante la niñez, hay aquí? ¿Sigues pidiendo -exigiendo- ese afecto?

¿Hay molestia al pensar que una situación Cáncer te obligue a endulzarte, a volverte dócil, o sumiso/a, sabiendo que no coincides con el rol en todas sus formas?

¿Te enfrentas a esta inquietud interna al mismo tiempo que percibes que una autoridad poderosa -o la misma sociedad y sus reglas-, te obligan, te exigen, te intimidan para que cumplas?

Quizá ayude hacernos estas preguntas; sólo puedo agregar que lo que muestra Lilith es algo muy auténtico en nosotros, que debemos escuchar, atender y abrazar, porque si lo reprimimos, se volverá más salvaje.

Acá dejo la carta astral de la Luna Nueva en Sagitario y una guía para ubicar en dónde sucede este inicio. Que tengan buen viaje.

Photo by Johannes Plenio on Pexels.com

AscendenteClave
AriesUn inicio en casa 9, en el área de viajes largos, estudios, maestros o creencias. Algo en nuestra mente -o temas sobre hermanos- está buscando tomarse de forma distinta, una especie de cámara lenta para que reenfoquemos próximamente con mayor brío, confianza y fuerza (en enero), lo que repercutirá también de forma positiva en una sanación muy personal para reencontrar quiénes somos. En este momento también está repercutiendo, pero quizá sea confuso mirar qué tanto.
TauroInicio en el área de finanzas compartidas, patrimonio o trabajo psicológico. Algo sobre este inicio se comparte en relación y se platica de forma extrovertida, pero también podría comunicarse con otras personas que vemos como pares -de manera horizontal-, aunque no sean vínculos románticos o muy íntimos, pero sí son de confianza. Que suceda esto nos ayuda, puede que no sepamos muy bien cómo, a sanar una constante situación iracunda del inconsciente que se expresa con mayor claridad en nuestro estado de salud o entorno inmediato. Este inicio promete paz y libertad, pero los resultados vienen dentro de seis meses. Por ahora, en lo que cierra el año, hay una gran etapa que se termina en el área de amigos, grupos o comunidades a las que pertenecíamos.
GéminisInicio en el área de pareja, pares, contratos, acuerdos justos o forma de relacionarnos con nosotros mismos. Quizá estemos pasando por un periodo en el que buscamos ser más auténticos y fieles a nosotros mismos, revalorando cómo defender quiénes somos y buscando, con esfuerzo, mantener una imagen social acorde a una limpieza y ordenamiento que sucede en el hogar. Mantener equilibrio entre estas tres partes -yo, mi casa, mi imagen pública o trabajo- requiere mucho esfuerzo y quizá el área de la pareja sea la más afectada… si no sabemos darle a cada espacio lo que le corresponde. A propósito, algo en trabajo o imagen pública que quedaba pendiente desde abril, está terminando de disolverse, pero trae beneficios, tiene un lado bueno relacionado a expansión espiritual.
CáncerInicio en área del cuerpo, la salud o trabajo y rutina diaria. Aunque nutrimos, limpiamos y ordenamos nuestra mente y pensamientos, y aprendemos de ello -sobre todo enseñanzas espirituales y trascendentales-, se asoman de vez en cuando ideas cargadas de enojo que parecían bloqueadas, olvidadas o negadas. Si no se les da su lugar y reconocimiento terminan afectando al cuerpo y la salud o la rutina diaria, perjudicando un inicio en esta zona que promete paz y mayor libertad. El reto está en permitir que nuestra mente hable y aceptar nuestros miedos y partes oscuras, sobre todo, perderle el miedo a que otros vengan a presionar para que mostremos nuestro YO más rebelde y salvaje: sí, soy todo esto ¿y qué? Si no lo expreso y lo acepto no podré dejar atrás los días oscuros, los que han venido a nublar mi pasión, creatividad y alegría por vivir.
Photo by Md Towhidul Islam on Pexels.com

LeoInicio en área de creación y procreación, relaciones románticas, pasión por la vida y lo que nos da alegría. Reconsiderando amistades, ex parejas, amores platónicos, o grupos a los que pertenecemos, quizá reprimiendo nuestras acciones dentro de ellos o sin poder actuar tan abiertamente porque incluso, si lo intentamos, no hay resultados claros y visibles. Además, al exagerar la atención en esta área correríamos el riesgo de sacrificar el avance en la limpieza y sanación de nuestra autoestima, que estamos teniendo gracias a la disolución y perdón de cuestiones psicológicas muy densas. Algo en la idea de cómo debe ser una pareja está madurando, y actuamos acorde a ello. Y este fin de año trae más alivio en temas psicológicos. Si sobrevivimos a todo esto, dándole a cada tema su espacio y tiempo correspondiente, podremos disfrutar de un inicio de ciclo de Luna Nueva que promete mayor pasión por vivir y alegría, basándonos en una libertad espiritual.
VirgoInicio en el área de hogar, familia, raíces o nutrición emocional. Uno mismo está siendo su propia madre, nutriéndose con paciencia y cuidado, tomando en cuenta que algo, en la idea que tenemos de relacionarnos en pareja, está disolviéndose, sanando, perdonándose: había comenzado desde abril pero la mejor parte sucede este final de año. PERO, llega el trabajo que podría no tener claro lo que quiere, o la reputación pública que se percibe ambigua e insegura, y presiona el avance positivo del cuidado propio y perdón de parejas. Todo esto podría dar como resultado un inicio de ciclo en casa 4, tambaleante, pero si nos esforzamos por llevarlo lo mejor posible, se nos promete paz espiritual.
LibraInicio en el área de ideas, pensamientos, hermanos o viajes cortos. A pesar de que algo sobre extranjero o estudios formales podría estar reconsiderándose, o estar algo ambiguo y lento, hay avances en la limpieza de bloqueos inconscientes que repercuten en nuestra vida diaria, o en nuestra salud. Se acerca el final -este fin de año- de una gran etapa relacionada a nuestro cuerpo, salud o trabajo diario que se anunciaba desde abril y se había puesto en pausa, y sigue el DURO trabajo psicológico en temas de familia y hogar, que se enfrentan entre sí y nos llevan de forma inevitable a terminar con una vieja forma de encontrarnos valiosos: es tiempo de cambiar nuestras formas de subir nuestra autoestima. Si sabemos llevar todo esto sin forzar nada, simplemente permitiendo, podremos encontrar libertad de pensamiento, mayor paz mental.
EscorpioDespués de la dura limpieza por el Sol sobre el nodo sur, Escorpio se encuentra con nuevos aires en la forma de sentirse y considerarse valioso: inicio en el área de finanzas personales, placer físico y autoestima. Algo en temas de amistad o comunidades se nutre de forma constante y entregada, y podría tener relación con un golpe de inspiración en temas creativos (o casa 5), una renovación que sucede gracias a la disolución de una vieja etapa -desde abril- en la forma de crear y procrear: la mayor enseñanza en esta cuestión sucede durante esta última parte del 2022. Aunque podríamos sentir una incómoda e iracunda presión en temas de patrimonio o temas para trabajo psicológico, existe la oportunidad de sembrar una nueva forma de valorarnos: si mis creencias determinan cuál es mi valor, poner paz en ellas me ayudará a encontrarlo.
Photo by Travis Rupert on Pexels.com

SagitarioUn nuevo ciclo que habla completamente sobre MÍ: quién soy, por qué, cómo me afirmo y encuentro fuerza y seguridad para seguir sanando mi YO dentro de un espacio donde expreso mi esencia, mi alegría, donde me enamoro y uso mi creatividad. Con mi pareja es en donde encuentro esa chispa, esa fuerza para llevar todo a cabo -quizá algo confusa, tambaleante o en pleno proceso de reestructuración-, y puede que nos sintamos algo dependientes al actuar -tener que esperar a que de mi pareja nazca la iniciativa y así yo poder seguir con el proceso-. Pero tratemos de mantener la paciencia, porque esta Luna Nueva nos dice que NUESTRO inicio depende de permitir que termine de suceder un cierre en el área del hogar o la nutrición emocional -pendiente desde abril- que nos está convirtiendo en madres de nuestros trabajos, o nuestra reputación transmite energía materna (que arropa y nutre). El cierre en el área del hogar (casa 4), facilita también la transformación, limpieza y/o término de cuestiones muy densas que habíamos reprimido, negado o bloqueado, es decir, en el fondo, el nodo sur en Escorpio sigue hablándonos.
CapricornioUn inicio en el área del inconsciente, donde se guarda lo negado, lo reprimido, lo olvidado, o también los sueños y nuestra conexión con lo divino y espiritual. Este inicio se permite gracias a un aprendizaje espiritual que hemos racionalizado, lo hemos traducido a un idioma comprensible y cotidiano. De esta forma, podríamos traer respuestas a cuestiones sobre nuestra identidad dentro de la familia, o nuestra identidad como madres, a pesar del constante y duro reto de iluminar sombras, miedos o traumas sobre el deber ser y nuestra faceta rebelde ante cuestiones hogareñas: ¿prefiero tomar un rol más cercano al adulto que sale a trabajar o a la madre cuya prioridad es el nido? Mientras el nodo norte esté en Tauro, en el área de creación y procreación de Capricornio, todos los caminos nos llevarán a conectar con el concepto de creación y/o procreación, o simplemente, con esa felicidad que expresa un niño cuando disfruta de la infancia.
AcuarioInicio en el área de grupos, amigos, comunidades a las que pertenecemos, ex parejas o amores platónicos. Pero debemos enfrentarnos a un YO muy centrado en sí mismo, en sus ideas, en lo que lo convierte único, especial y favorito, que ADEMÁS, podría no tener claro lo que hace y se expresa ambiguo. La fuerza de esa personalidad podría complicar un proceso largo de limpieza y sanación que impacta de manera positiva en nuestra autoestima, y pronto -este fin de año- podríamos tener una bendición que se debía desde abril. ¿Vale la pena echarle leña al fuego? ¿Avivar enojos o luchas intelectuales? Si cuidamos el inicio de Luna Nueva, que promete libertad o paz espiritual, también ayudaremos a la bendición de fin de año relacionada con nuestra autoestima.
PiscisInicio en el área de trabajo, reputación o imagen pública; en el fondo, esto sucede por una especie de punto final en un parteaguas en nuestro YO que comenzaba a notarse desde abril, pero se había quedado en pausa para atender cuestiones sobre ¿lo merezco? ¿cuánto valgo?, ahora volvemos a retomarnos en primer lugar y se puede ver también públicamente la respuesta a estas preguntas sobre autoestima. Aspiramos a estar más en paz con nosotros mismos, a darnos permiso para viajar sin pesos que nos aten, sobre todo espirituales. Pero para no sacrificar este inicio de Luna Nueva se nos pide equilibrar enojos infantiles, o apaciguar una figura de mucho fuego dentro del hogar, que quizá no sepa con claridad lo que hace, o lo que quiere. Es importante tomar en cuenta que nuestro par podría estar tomando rasgos maternales y eso impacta en nosotros, nos arropa con estructura y cuidado diario. De cierta forma, todo apunta hacia nosotros pero ¡NO! la oportunidad para sembrar ahora y recoger dentro de 6 meses, está en la casa 10, y no en nosotros (casa 1). Júpiter ya tiene reservada la recompensa de nuestro año 2022 (casa 1), vendrá como regalo de navidad.
Horario del norte de México.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: