Venus y Marte en Leo, y su conjunción 2021

Aunque Venus y Marte compartieron espacio en Cáncer del 2 al 11 de junio, hace unas semanas, no alcanzaron a tocarse. Aquí puedes echar un vistazo a lo que sentíamos con la visita de ambos en este signo.

Marte entró en Leo el día 11 de junio. Para ese momento, Venus tenía avanzado sólo once grados en Cáncer y permaneció en este signo hasta el 26 de junio.

La conjunción Venus-Marte se perfeccionará el día 13 de julio, a las 8:11 hrs (horario del centro de México) en el grado 19 del signo Leo. Su influencia comenzó a manifestarse desde que Venus entró en Leo el 26.06; se marcará más cuando estemos cercanos a la conjunción, y a partir de allí se irá disipando hasta cambiar de energía cuando Venus entre en Virgo el 21 de julio.

Técnicamente ambos estarán todavía en orbe de conjunción (10º) hasta el 30 de julio aunque Venus ya tenga recorrido 9º en el signo de Virgo y Marte recién entre el 29. Pero la dinámica de energía no sería BRILLANTE y coqueta, como cuando ambos estaban en la casa del Sol; se expresaría distinta. 


Marte representa la energía masculina, cómo nos activamos, es meramente verbo que indica una acción, no piensa, no siente, no desea, a menos que se le acompañe con otros planetas y signos.

Marte por sí sólo es el deseo de vivir, de sobrevivir; de allí que luche para mantenerse con vida, que sea capaz de destruir como polarización del accionar. Es decir, Marte hace, o destruye o hace de más, como cualquier punto de equilibrio o desequilibrio.

Leo es el signo del Sol. El único, el más grande, más vistoso, más brillante, el más cálido, por él la energía vital tiene movimiento, por su influencia los seres vivos se mantienen con vida, se reproducen y permanecen creando. El Sol se expresa por sí solo, nadie tiene que presentarlo, todos lo conocen y saben de lo que es capaz. Aunque haga frío, allí está, aunque sea sequía, allí está, aunque llueva, se vislumbra su luz; y tanto es su influencia que cuando no está, brilla por su ausencia y todo se detiene, se pone en pausa hasta que vuelva a hacer su aparición.

Los pájaros le reciben, los humanos le hacen ofrendas, el Sol nos alimenta y edificamos nuestra existencia según su influjo durante el año.

Esto explicaría un poco la energía Leo. La usamos en vibración baja cuando exigimos atención y de cierta forma obligamos a que reconozcan nuestra grandeza (porque sí, todos tenemos esa grandeza y energía Leo), sin mostrarla desde el talento natural, sino metiéndonos en una especie de drama teatral que en el fondo no nos sacia; es decir, buscamos llenar carencias, y como las carencias no desaparecen llenándolas (de esa forma sólo pedirían más alimento), sino reconociéndolas, un Leo poco equilibrado no sabe cuándo dejar de reclamar atención o protagonismo.

En alta vibración entregamos, mostramos y expresamos lo que naturalmente emitimos, como el Sol, que sólo es. Expresa lo que es porque no tiene nada que ocultar ni de qué avergonzarse, es redondo y luminoso por donde lo miren. Lo tiene todo y lo sabe. Esa es la dicha de la energía Leo, se sabe único pero sin opacar a otros, sino dándoles brillo para que también se vitalicen, sean grandes y llamativos a su manera.

Así que, Marte en Leo representa el actuar desde nuestro brillo, luchar mostrando nuestras habilidades, afirmar nuestro yo a través de los talentos y presencia. Se facilitan las actividades creativas, jugar como niños, afirmar nuestro niño interno. 

En baja vibración: actuar dramatizando, actuar para robar atención, afirmar nuestro yo según la atención que recibamos de otros, exigir atención de otros a través de acciones que guardan ira detrás, el niño que hace berrinche y destruye porque siente que no sabe quién es si no le dan suficiente crédito y consideración.

Mars and Venus Surprised by Vulcan. Alexandre-Charles Guillemot

Por otro lado, Venus representa la energía femenina, seduce con técnicas placenteras, belleza, armonía y hasta cierto punto poder, no podemos ignorar esa parte de Venus que pedía reconocimiento (ser «la más») para empoderarse. Puedes leer sobre ella aquí

Venus en Leo toma un estilo de belleza llamativa, seducción juguetona, única y creativa, valor y merecimiento según su creatividad y brillo, presencia de influencia definitiva y sin aceptar dudas sobre que su belleza tenga un impacto rotundo, talentos originales y llenos de vida. Relaciones que crean una marca y difícilmente pueden opacarse con otras, así como también podrían estar llenas de drama. 


Si miramos de manera más global, Marte también busca poder (¿Puedo hacerlo? ¿Soy capaz de hacerlo?). Que claro, no es la clase de poder de Plutón (que ese es más bien interno, desde las entrañas y el subsuelo), pero sí un poder más terrenal que busca afirmar la personalidad y volverse valiente y competente para la lucha de vida.

Venus y Marte unidos buscan poder. Obtienen lo que sienten merecedores por derecho, porque saben poner en marcha el deseo. Ese empoderamiento que manifiestan cuando están juntos se refleja en mover las piezas de la realidad física para tomar lo que genera placer, lo que fija el valor propio y lo que hace inolvidable y respetable a un guerrero. 

Did She fall? by Thorne Smith. Cover art by Robert McGinnis

Este es el poder de atracción de ambos planetas en conjunción, haciendo uso del poder de seducción, de la afirmación, de la lucha, de la valentía, de ir por lo que se desea, con el tinte de Leo: a través de habilidades, dones y talentos, sin ocultarse, tomando y reclamando lo que merece sólo con su presencia, hasta cualquier recoveco donde llegue la luz del Sol, creando, usando la creatividad, la habilidad del niño interno y su deseo de reconocimiento. 

La dinámica de Venus y Marte tiene que ver con el deseo, juego y seducción sexual. En Leo, que también rige el coqueteo, los niños (creación de niños) y los amores que viven las primeras etapas, se facilita expresar y percibir la energía de esta conjunción en situaciones relacionadas. Tensión sexual y protagonismo, drama, fuego y poder. Toda nuestra atención en un sólo punto, así como mucha de nuestra capacidad creativa.

Pienso que llegados a este punto, la explicación ya lo dice todo. 

Recordemos que la influencia de Venus y Marte no precisamente la sentimos con las emociones, sino que tienen otro lenguaje, como lo expliqué arriba: Venus se experimenta como cuando se nos antoja algo, Marte es más bien un impulso, una reacción.

Si queremos sentirlo con las emociones y relacionarlo con nuestros sentimientos, tendríamos que esperar a que la Luna haga conexión con ellos; puedes enterarte de su actividad y explicación diaria acá.

¡Feliz, productiva, placentera y apasionada conjunción!

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

7 comentarios sobre “Venus y Marte en Leo, y su conjunción 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: