Saturno en Piscis 2023-2026 y retorno de Saturno


Saturno entrará en Piscis el 07 de marzo de 2023 y saldrá en definitiva el 13 de febrero de 2026. Dentro de ese periodo de tiempo visitará unos meses al signo Aries, pero regresará a Piscis para finiquitar tránsito.

Redondeando cifras, Saturno visita un signo una vez cada 30 años, y en ese lugar se queda cerca de dos años y medio.

En esta ocasión las fechas serán así:

Saturno entra en Piscis00º00′07.03.2023
Saturno R en Piscis07º13′17.06.2023
Saturno directo en Piscis00º31′04.11.2023
Saturno R en Piscis19º26′29.06.2024
Saturno directo en Piscis12º42′15.11.2024
Saturno entra en Aries00º00′24.05.2025
Saturno R en Aries01º56′12.07.2025
Saturno R entra en Piscis29º60′31.08.2025
Saturno directo en Piscis25º09′27.11.2025
Saturno entra en Aries00º00′13.02.2026
Horario del centro de México.
Photo by Chevanon Photography on Pexels.com
El primero suena a Júpiter. El segundo suena a Saturno.

Allá por donde pasa Saturno se pone orden, estructura y reglas. Se exige cumplimiento, resultados, progreso y sobre todo, dirección hacia una meta con propósito.

Saturno pide madurez, responsabilidad y compromiso, dar todo de nosotros como lo daría un adulto y dejar atrás la postura y mentalidad infantil, o aquellos hábitos que nos salvaban de cumplir con nuestro deber; nos pide -nos exige- dejar de lado eso que nos ayudaba a no sentir tan de golpe el peso de las responsabilidades.

Si Saturno está presente no caben lloriqueos, flaquezas o excusas; nos enseña lo que significa ser el único responsable, el único adulto con un deber intransferible. Nos muestra que si no lo hacemos «como se debe» (según lo defina una autoridad o nuestra propia maduración), la estructura se nos podría venir abajo, podríamos perder todo el progreso, perder nuestro rumbo (casa 10 metas de vida), nuestro lugar en el mundo (en la sociedad), nuestro trabajo podría ser mediocre, sería uno más del montón, o sin ningún tipo de distinción y reconocimiento.

Saturno nos ayuda a descubrir todo nuestro potencial, a veces de la forma más dura y estricta, pero los resultados después de un tránsito saturnino valen la pena, aunque se perciben mejor una vez que el trabajo está hecho.

Como la cabra que se enfoca en subir y sólo puede admirar lo lejos que ha llegado una vez que se detiene en la cima, o cuando el sendero terminó.

Photo by Franciele Cunha on Pexels.com

Saturno es un líder, un profesor, una autoridad, y con el paso del tiempo (quien le personifica) forja una reputación y una trayectoria inigualable, que inspira respeto y algunas veces miedo, aunque también podría llegar a ser un ejemplo a seguir porque se ve «hacia arriba», como a quien se admira y se le sigue porque se lo ha ganado con esfuerzo y trabajo duro.

Aunque Plutón en Capricornio (desde 2008) ha ido transformando aquello de morir por el trabajo y la reputación, y ha colaborado en abordar temas saturninos con mayor consciencia.

Podría ser que, quien personifica a Saturno, sacrifique algunos aspectos relacionados al hogar y la familia, o al manejo, nutrición y sanación de sus emociones: si no soy yo, ¿quién más se hará cargo? Debo mantenerme estoico, firme, en el papel, en los deberes.

Es aquella figura que debe mantener la cabeza fría, las emociones en su sitio, y tomar buenas y certeras decisiones que tendrán impacto a corto y largo plazo; ya podemos ver lo fácil que Saturno termine siendo quien lleva el timón y de quien se esperan resultados mejores, o comparables, a lo que su reputación ya nos dice que puede alcanzar.


A Saturno lo podemos vivir en primera persona, podríamos convivir con él si lo representa alguien cercano a nosotros, o podríamos percibirlo en una situación general que nos pide integrar sus características para fortalecer nuestra personalidad.


Saturno también tiene que ver con el miedo.

Crecer da miedo, madurar, hacernos cargo de nosotros mismos -y quizá de otros al mismo tiempo-, no tener a dónde escapar para refugiarnos y tener que afrontar las consecuencias de nuestros actos -sean cuales sean-, o en otras palabras, da miedo pagar el precio correspondiente (a veces karma físico; Plutón se encarga del psicológico).

Aunque Saturno en cualquier signo tiene sus formas de escapar de responsabilidades, en el caso de Saturno en Piscis podría hacerlo desapareciendo para evadirlas, negándolas hasta hacerlas inconscientes, dejándoselas a una fuerza invisible pero salvadora para que se haga cargo por nosotros. Podría no ser invisible, podría ser simplemente incondicional.

Es también un tema de Saturno el paso del tiempo, el envejecimiento, la prisión que representa poner los pies en el suelo y mantenernos en la estructura social (o propia).

Lo que podría desembocar en soledad por cumplir con lo que nos corresponde, o incluso pesimismo por ser conscientes de nuestras limitaciones (Saturno tiene anillos, son un límite).

Saturno es el último planeta que puede verse sin ayuda de telescopio; después vienen los planetas transpersonales que representan algo más sutil y abstracto (la astrología moderna los acoge). Por lo que Saturno sigue relacionado a lo material y la realidad física, sobre todo está ligado al tiempo y lo que nos trae a todos, tarde o temprano, por regla, por méritos o por obligación. O por karma.

Photo by Harry Cooke on Pexels.com

Piscis y Saturno en Piscis

En Carta astral de Frida Kahlo describí a grandes rasgos a Saturno en Piscis:

De los retos de Saturno en Piscis es estructurar y hacer que madure lo impalpable, lo sutil, la compasión, la inspiración, la espiritualidad, lo negado, lo bloqueado. Casi como volver una estructura confiable y duradera algo que antes era un aroma, una inspiración. O delimitar de forma tajante algo que por naturaleza no tiene límites.


A Piscis podríamos describirlo como el signo que abarca todo lo que lo físico y racional no toca,

pero cuando uno se sumerge en él, todo lo que existe y lo que parece no existir adquieren sentido como una sola pieza, en su propio lenguaje, uno que no es de este mundo delimitado por tiempo y espacio.

De allí que se le relacione con las experiencias místicas, lo espiritual, el inconsciente y los grandes misterios de la experiencia humana (Júpiter regente tradicional del signo Piscis): ¿de dónde venimos y a dónde vamos? ¿Qué es el alma? ¿A dónde vamos cuando soñamos, cuando morimos? Si no somos sólo nuestro cuerpo, ¿qué es esa magia que nos da vida? ¿Qué es esa conexión mágica e invisible que me une a esa persona como si le adivinara el pensamiento, o como supiera mucho más sobre su vida sin que me lo haya compartido abiertamente?

Es también irónico que Piscis, a veces invisible, silencioso, ausente o incomprensible, tenga un atributo omnipresente, como de estar en todas partes a la vez -o en ninguna si se abstrae-, y omnisciente, como si tuviera acceso a respuestas sobre cualquier tema (suponiendo que partamos a sus profundidades y sepamos encontrarlas, interpretarlas y sobre todo TRADUCIRLAS).

Piscis es el punto antes del origen, antes de que el YO comience, y también es el destino, cuando el YO deja de luchar; es el término definitivo de un ciclo (el último signo del zodíaco). En Júpiter en Aries 2022-2023 menciono el origen.

Es el complemento de la realidad física, es el espejo invisible de la vida orgánica, su funcionamiento y desarrollo (complemento de Virgo, casa 6).

Photo by Oleksandr Pidvalnyi on Pexels.com

Podríamos decir que la energía Piscis es bastante caprichosa con aquello de los límites, contrastes y estructuras, un sitio en donde las posibilidades son infinitas, las normas son ambiguas, y el tiempo y espacio desaparecen. En resumen, suena a que Saturno habla en chino en un país donde se habla con señas, y los que observan piensan en español.

O para más complejidad, Saturno es muy duro, muy terrenal, para un sitio donde se habla con el sentir y la energía.


Pero si fuera imposible combinar ambas energías, Saturno en Piscis no existiría. Así que nos encontramos con un periodo de tiempo en el que se nos pide:

Construir a largo plazo en terreno permeable, a veces visible, otras invisible.

Exigirnos para mostrar todo nuestro potencial, mantenerlo y quizá mejorarlo, a pesar de lo dispersos o permeables por naturaleza con respecto a responsabilidades. Sobre todo para quienes viven su retorno de Saturno.

Volvernos aptos para ser líderes que encabezan grandes proyectos pero sin perder la esencia sutil y espiritual, ni la inspiración y capacidad de materializar lo invisible.

Se nos pedirá seguir en contacto con lo más profundo, misterioso, abstracto y divino de nosotros, pero visto con un grado mayor de seriedad.

También se nos pedirá ser firmes y maduros al cerrar ciclos, entregarlos a su curso natural y quizá construir algo duradero de ello,

así como apuntar a un propósito trascendental y dirigirnos hacia él gracias al hecho de suavizar el YO, pero sin ausentarnos ni perder firmeza o seriedad.

En este periodo se construye gracias al dejar ir, al dejar fluir.

Se madura gracias al término de lucha, a la empatía y el cultivo de la espiritualidad.

Se construye, se afirma y se materializa lo que en otro momento hubieran sido sólo sueños y visiones sin base ni lógica.

Se descartan sueños infantiles para priorizar y madurar lo que sí nos dará prestigio, éxito social y sostén para nuestra independencia, sin renunciar a la esencia mágica e inspiradora que funciona de motor. Sobre todo para quienes tengan su retorno de Saturno.

Photo by eberhard grossgasteiger on Pexels.com

Se verán las consecuencias de perder el tiempo o de ausentarse por no querer tomar responsabilidad.

Se ganará madurez por afrontar miedos o duras lecciones de cuestiones cuya explicación u origen es desconocido, que va más allá de nuestra comprensión humana.

Podríamos encontrarnos con límites blandos, reglas confusas, autoridades que evitan, o que se enfrentan a situaciones en las que no pueden ignorar lo que los demás sienten o lo que podrían sufrir por su liderazgo.

Se profundiza en el significado de padre compasivo pero de mano firme.

Podría ser un profesor o un guía del plano espiritual, es decir, que no es del plano físico.

Maduración de las enseñanzas espirituales del 2022.

Madurar la idea de trascender la experiencia humana.


Saturno en Piscis tiene similitud a un Saturno en casa 12, algo que ocurre en silencio, en soledad, fuera de la vista de todos, o con mucho contacto con lo que nos vuelve eternos.

También habla del madurar por la ausencia, el abandono, el sin sostén o la falta.

Y como son temas tristes, y Saturno no es tan optimista que digamos, podría ser una maduración que sabe a depresión, que sucede porque hemos perdido algo, porque algo ya no está en este plano físico o nunca lo estuvo.

Photo by Ian Beckley on Pexels.com

A nivel colectivo Saturno nos pide construir desde la abnegación, desde la rendición, si tomamos en cuenta que estos tiempos (con cuadratura Saturno-Urano, nodo sur en Escorpio y nodo norte en Tauro con Urano en conjunción, así como conjunción Júpiter-Neptuno en Piscis), han sido de constante fricción, pérdida, muertes y transformaciones, así como de incertidumbre y reto de salir de nuestra zona de confort para NO VOLVER, este tránsito nos pide levantarnos y edificar desde el sitio en donde quizá sólo nos queden anhelos y aspiraciones, y lo más probable es que tampoco exista nadie que venga a salvarnos por mandato divino -aunque habrá figuras saturninas que sobresalgan, den su ejemplo y que tengan un halo espiritual-, por lo que, tomar responsabilidad por nosotros mismos será lo que nos salve en primer lugar.

En el caso de dichas figuras saturninas, lo mejor sería ver la carta completa, pero si Saturno pasa sobre el ascendente, nos vemos frente al espejo y vemos a Saturno en nosotros. Si pasa sobre el Sol natal (identidad), SOMOS Saturno. En ambos casos hay Saturno en «yo soy», por lo que podríamos decir que es una personificación saturnina; a simple vista son parecidos pero hay diferencias entre sí.

Si Saturno de tránsito pasa sobre la Luna natal, podría sentirse un periodo en el que se restringe el amor o la calidez que nos hace sentir en un hogar. También pide madurar hábitos de infancia, llevarlos a un nivel que corresponda al adulto que somos ahora. Podría ser también un tránsito de sentir mucha soledad en el hogar.


Si Júpiter en Piscis trajo bendiciones y regalos en 2022, Saturno nos pedirá que hagamos algo útil con ello durante su tránsito, nos pedirá trabajo duro y mantenernos a la altura.

Saturno conjunción Neptuno en Piscis

Saturno tendrá conjunción a Neptuno el 16 de julio de 2025, en realidad no perfeccionarán pero estarán muy cerca. Y para el 20 de febrero de 2026 sí perfeccionarán, pero en ambas ocasiones estarán bailando en el límite de Piscis e inicio de Aries; a decir verdad, la conjunción perfeccionará en 00º45′ de Aries y no en Piscis, pero por el momento hablemos sobre lo que significaría la aproximación desde el signo Piscis, (tomemos en cuenta que la explicación de esta conjunción estaría completa ya que analicemos las dos energías al mismo tiempo, podría tener que ver con el nacimiento de un líder espiritual que toma más carácter, o que vuelve la espiritualidad parte característica de su personaje, de su YO):

a pesar de la búsqueda de autoridad en un espacio donde es fácil perderlo de vista, se intensifica la confusión.

Quizá también se encuentre en el plano personal una figura de autoridad, pero podríamos idealizarla, o por el contrario, podríamos decepcionarnos profundamente.

O también podría ser que nuestro esfuerzo por edificar algo en un espacio donde a veces es confuso comprender el proceso de manifestación, se vea afectado (para bien o para mal) por ilusiones o decepciones sin fundamento, o adornado por características inspiradoras -como las musas en el arte- o espirituales. Esto podría ser positivo para artistas, no se sabe muy bien cómo lo crearon, pero se entregaron al proceso y sucedió la magia.

También podría ser el surgimiento de una importante autoridad en el campo espiritual, que tendría visibilidad social. Tomemos en cuenta que esta conjunción sucedería con Plutón en los primeros grados de Acuario y el poder que representa Plutón ya estaría migrando a otro tipo de figuras sociales y atípicas, más enfocadas en el colectivo, en la comunidad, o incluso en minorías.

El desarrollo de esta conjunción y de Plutón en Acuario será para otros textos.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Y aunque Saturno nos pedirá a todos que estructuremos y pongamos madurez en el área que transite por nuestras cartas astrales, quienes están pasando por su retorno de Saturno tendrán el mayor reto a integrar.

Comparto un hilo de Twitter que escribí el 18 de mayo, cuando Saturno estaba en 25º01′ de Acuario, a cinco grados del 00º00′ de Piscis, pero del que se distanció porque retrogradó:

Ya estoy viendo a Saturno exigiendo orden y trabajo duro a personas que tienen su Saturno natal en el 0° de Piscis.

Sólo para decirles que el GRAN cierre de ciclo del 2022 en la zona Piscis de su carta natal era para asumir, sobre todo a partir del 2023, algo que requiere mucha, MUCHA responsabilidad y madurez.

Lo que estoy viendo en este momento es un caso que tiene relación con la espiritualidad, el captar información sutil y su influencia en el inconsciente y el cuerpo; el padre ausente, la falta de límites o límites muy blandos o poco claros. Si Saturno está literal en grado 0, podría tener que ver con la construcción de un profesor espiritual. Y algo súper interesante: tomarse con la debida seriedad los límites energéticos, psíquicos y sutiles.

También podría tener relación con aprender a estructurar el desorden en cuanto a responsabilidades y trabajo, que, aunque inspirador o quizá tendiendo al arte, es fácil dispersarse, perderse en el tiempo.

Otros temas son la evasión de las responsabilidades, evasión a miedos, exigencias y estructuras. Y algo súper interesante, hay mucha compasión dentro de esa figura saturnina y pisciana, mucho de «yo me responsabilizo para no verte sufrir»: la lección es sobre LÍMITES y diferenciación.

Saturno entra en Piscis en marzo 2023.


Photo by Pixabay on Pexels.com

Retorno de Saturno

El retorno de Saturno es como toparnos de frente a Saturno, una y otra vez, tomar sus lecciones las veces que sean necesarias (Saturno de tránsito directo y retrógrado sobre el grado del Saturno natal), hasta que, con el paso del tiempo y las experiencias, vayamos madurando la idea de que Saturno no es nadie ni nada externo, somos nosotros madurando.


La última vez que estuvo en Piscis fue: del 21 mayo 1993 a 30 junio 1993, y del 28 enero 1994 al 07 abril 1996. ¡Feliz primer retorno de Saturno para nacidos en esas fechas!

Casi sesenta años atrás Saturno también estuvo en Piscis y corresponde para quienes están viviendo su segundo retorno de Saturno: del 24 marzo 1964 al 16 septiembre 1964, y del 16 diciembre 1964 al 03 marzo 1967.

Y también festejamos a quienes comienzan su tercer retorno de Saturno, aquellos que nacieron: del 14 febrero 1935 al 25 abril 1937, y del 17 octubre 1937 al 14 enero 1938.

La lección del retorno de Saturno no sólo vendrá desde el signo Piscis, también desde la casa donde se encuentre el Saturno natal en nuestra carta. Es importante considerar los planetas en dicha casa y los tránsitos que suceden al mismo tiempo que el retorno de Saturno.

El primer retorno de Saturno es como el primer encuentro con nosotros mismos siendo los adultos responsables cien por ciento a cargo del barco. Aunque antes del retorno estuviéramos cumpliendo el rol de adulto en el hogar, el trabajo o en la comunidad, este tránsito nos trae algo más que no estábamos tomando en cuenta o no estábamos aprovechando por completo. Es como embarnecer.

Si con el primer retorno de Saturno aprendimos a hacerlo lo mejor posible, aprendimos una visión, una lección cuyas herramientas seguimos utilizando a lo largo de los años, el segundo retorno de Saturno podría traernos una reconsideración en la forma de usarlas, o pulir aquello que aprendimos la primera vez. También el tema de las limitaciones por el paso del tiempo son importantes en esta ocasión, así como recoger los frutos -dulces o amargos- del trabajo de años. Si hay alguna lección no tomada del retorno anterior quizá vuelva a llamar a nuestra puerta, pero de una nueva manera, claro, porque las circunstancias han cambiado.

Para el tercer retorno de Saturno nos enfrentamos a la faceta de Saturno más ligada al paso del tiempo y el legado que dejamos a otros -sobre todo a quienes vienen «detrás» de nosotros-, aquello en donde enfocamos nuestro trabajo durante años y que será aporte o beneficio para la sociedad. Aunque es el tercero, este tránsito nos acerca a considerar el verdadero significado de éxito, el que se encuentra cuando el fin del camino está cerca.

En realidad, Saturno nos enfrenta una y otra vez al concepto de éxito, pero durante los retornos de Saturno nos sumerge de lleno, y más que fortalecer el concepto que teníamos, nos ofrece otra visión, una hecha a nuestra medida según los rasgos de nuestra carta natal.

Photo by Ben Mack on Pexels.com

Comparto una lista de Saturno transitando por los grados del signo Piscis, esto puede servir como guía para quienes estén viviendo su retorno de Saturno, y también de apoyo para aquellos que quieran confirmar datos o curiosear.

El movimiento de las lecciones del retorno de Saturno se van sintiendo diez grados antes de que el Saturno de tránsito cree conjunción con el Saturno natal.

Cuando el Saturno de tránsito está en conjunción al Saturno natal podríamos sentir que ya vamos entendiendo de qué va la lección, pero el trabajo duro sigue y se nos pide mantener el orden y el esfuerzo.

Cuando Saturno de tránsito ya pasó el Saturno natal, pero aun sigue dentro de los diez grados de conjunción, se nos está pidiendo usar eso que estamos aprendiendo para estabilizarnos, para adaptarnos al traje de adulto.

Si Saturno ya pasó los diez grados de separación pero aun sigue en el signo, las lecciones del retorno de Saturno siguen en pie, aunque podríamos sentir que nos vamos habituando más a él y ya no nos sentimos tan ajenos.

Sí es un tránsito duro y exigente, y hay infinidad de opiniones sobre el retorno de Saturno, según vivencias personales. No considero que sea bueno ni malo, pienso que es necesario experimentarlo.

Aquí dejo la tabla y espero que la información sea de ayuda, y también de guía a lo largo del tránsito.

Lo único que me queda por decir es: todo estará bien, lo entenderemos, por lo menos, una vez pasados los diez grados de separación.

Photo by ZCH on Pexels.com

2023 marzo 07 Saturno 00º00′ Piscis2024 marzo 01 Saturno 10º00′ Piscis2025 febrero 23 Saturno 20º00′ Piscis
2023 marzo 15 Saturno 01º00′ Piscis2024 marzo 09 Saturno 11º00′ Piscis2025 marzo 03 Saturno 21º00′ Piscis
2023 marzo 24 Saturno 02º00′ Piscis2024 marzo 17 Saturno 12º00′ Piscis2025 marzo 11 Saturno 22º00′ Piscis
2023 abril 03 Saturno 03º00′ Piscis2024 marzo 26 Saturno 13º00′ Piscis2025 marzo 19 Saturno 23º00′ Piscis
2023 abril 13 Saturno 04º00′ Piscis2024 abril 04 Saturno 14º00′ Piscis2025 marzo 27 Saturno 24º00′ Piscis
2023 abril 25 Saturno 05º00′ Piscis2024 abril 13 Saturno 15º00′ Piscis2025 abril 05 Saturno 25º00′ Piscis
2023 mayo 09 Saturno 06º00′ Piscis2024 abril 23 Saturno 16º00′ Piscis2025 abril 13 Saturno 26º00′ Piscis
2023 junio 01 Saturno 07º00′ Piscis2024 mayo 04 Saturno 17º00′ Piscis2025 abril 22 Saturno 27º00′ Piscis
2023 junio 17 Saturno R 07º13′ Piscis2024 mayo 18 Saturno 18º00′ Piscis2025 mayo 02 Saturno 28º00′ Piscis
2023 julio 03 Saturno R 07º00′ Piscis2024 junio 06 Saturno 19º00′ Piscis2025 mayo 12 Saturno 29º00′ Piscis
2023 julio 26 Saturno R 06º00′ Piscis2024 junio 29 Saturno R 19º26′ Piscis2025 mayo 24 Saturno 00º00′ Aries
2023 agosto 11 Saturno R 05º00′ Piscis2024 julio 22 Saturno R 19º00′ Piscis2025 junio 09 Saturno 01º00′ Aries
2023 agosto 24 Saturno R 04º00′ Piscis2024 agosto 11 Saturno R 18º00′ Piscis2025 julio 12 Saturno R 01º56′ Aries
2023 septiembre 07 Saturno R 03º00′ Piscis2024 agosto 26 Saturno R 17º00′ Piscis2025 agosto 15 Saturno R 01º00′ Aries
2023 septiembre 21 Saturno R 02º00′ Piscis2024 septiembre 08 Saturno R 16º00′ Piscis2025 agosto 31 Saturno R 00º00′ Aries
2023 octubre 10 Saturno R 01º00′ Piscis2024 septiembre 21 Saturno R 15º00′ Piscis2025 septiembre 14 Saturno R 29º00′ Piscis
2023 noviembre 04 Saturno 00º31′ Piscis2024 octubre 06 Saturno R 14º00′ Piscis2025 septiembre 27 Saturno R 28º00′ Piscis
2023 noviembre 27 Saturno 01º00′ Piscis2024 octubre 27 Saturno R 13º00′ Piscis2025 octubre 11 Saturno R 27º00′ Piscis
2023 diciembre 15 Saturno 02º00′ Piscis2024 noviembre 15 Saturno 12º42′ Piscis2025 octubre 27 Saturno R 26º00′ Piscis
2023 diciembre 28 Saturno 03º00′ Piscis2024 diciembre 04 Saturno 13º00′ Piscis2025 noviembre 27 Saturno 25º09′ Piscis
2024 enero 08 Saturno 04º00′ Piscis2024 diciembre 24 Saturno 14º00′ Piscis2025 diciembre 28 Saturno 26º00′ Piscis
2024 enero 18 Saturno 05º00′ Piscis2025 enero 06 Saturno 15º00′ Piscis2026 enero 13 Saturno 27º00′ Piscis
2024 enero 27 Saturno 06º00′ Piscis2025 enero 17 Saturno 16º00′ Piscis2026 enero 25 Saturno 28º00′ Piscis
2024 febrero 05 Saturno 07º00′ Piscis2025 enero 27 Saturno 17º00′ Piscis2026 febrero 04 Saturno 29º00′ Piscis
2024 febrero 14 Saturno 08º00′ Piscis2025 febrero 05 Saturno 18º00′ Piscis2026 febrero 13 Saturno 00º00′ Aries
2024 febrero 22 Saturno 09º00′ Piscis2025 febrero 14 Saturno 19º00′ Piscis
Horario del centro de México.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

3 comentarios sobre “Saturno en Piscis 2023-2026 y retorno de Saturno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: