Luna LLENA en Piscis 2022


Será el 10 de septiembre a las 4:58 hrs. tiempo del centro de México. Sol en Virgo y Luna en Piscis en grado 17. Representando la culminación de un ciclo que comenzó cerca del 2 de marzo, con la Luna Nueva en Piscis 2022.

Con aquella Luna Nueva iniciaba el término de una etapa; nos ayudábamos de una enorme y especial ola de compasión, perdón, y/o rendición. Prometía llevarnos a un puerto mucho más pacífico, donde se disolvieran deudas o que también nos acercara más a nuestra espiritualidad.

Como dije, aquel era el inicio de ese término, pero es por estos días de Luna Llena en Piscis cuando podremos ver un término mucho más tangible, parte de la maduración de aquella promesa de hace seis meses.

Y será en parte porque aun Júpiter no regresa a Piscis para de nuevo salir y dejarlo en definitiva, así que aun quedarán hilos sueltos de ese gran término de etapa, pero no podemos negar que esta Luna Llena nos mostrará con mayor claridad que ya algo terminó su momento, se disuelve y abandona en definitiva.


Sugiero leer Luna Nueva en Piscis 2022 como introducción a este texto, esa no fue cualquier Luna Nueva en Piscis, y sobre ello mencioné:

Este inicio de término de ciclo sucede con la bendición de una filosofía de vida mucho más empática y compasiva que otros años (Luna, Sol y Júpiter en conjunción y Neptuno en el mismo signo). En Júpiter en Piscis 2021-2022 comento que la última vez que Júpiter y Neptuno tuvieron conjunción en Piscis fue en 1856, y la próxima será en 2176.

Photo by Leah Kelley on Pexels.com

Mencioné también:

Esta Luna Nueva representa el suelo en donde sembramos lo que podría convertirse en un fruto muy especial, y como dije antes, lo veremos en su expresión total en seis meses con la Luna Llena en Piscis: Neptuno estará a 7 grados de la Luna, en sextil a Urano y nodo norte en conjunción, liberándonos y disolviendo patrones emocionales, todo con enfoque hacia el valor, merecimiento o dinero porque de esa forma tendremos verdadero crecimiento y evolución.

Júpiter estará en Aries con una filosofía mucho más empoderada y basada en el yo (primero perdono -Piscis, Luna Nueva-, para poder enfocarme en mí -Aries, Luna Llena-), aunque la filosofía no excluye que existe una herida e inseguridad constante que tratamos de sanar durante la marcha (Quirón R y Júpiter R a 10º en Aries)y que tiene que ver con qué tan feroces, valientes y arrojados somos al marchar a la guerra, por pie propio, teniendo el suficiente impulso para tomar la iniciativa y defendernos.


No me canso de decir que esta Luna Llena es importante porque es una especie de resolución del año astrológico anterior, el que terminó el 20 de marzo 2022, cuando el Sol entró en Aries y arrancó el año astrológico presente.

Photo by Aleksandar Pasaric on Pexels.com

Pero detallemos más la manifestación de esta Luna Llena en Piscis:

Un final anunciado pero en el que está muy presente una promesa fiel que va más allá del tiempo y lo material; es una promesa que pide sacrificio y entrega desinteresada (Luna conjunción Juno R en Piscis).

También podría ser una promesa, pacto o contrato que pretende, precisamente, dar por terminado un ciclo.

O quizá sea un compromiso, firme y leal, de mantenernos en una postura empática o abierta a fluir para que todo tome su curso hasta llegar al descanso del océano; no significa que lo hagamos por o con gusto, sino que al hacerlo, estaríamos atendiendo a nuestras convicciones, nuestro honor o nuestros valores.

También podría ser el compromiso de mantenernos en una faceta espiritual, priorizando lo sutil e intangible, porque, a pesar de las vicisitudes que nos pueda traer este viaje, hay algo más allá de nuestra comprensión consciente que nos mantiene en este camino.

¿Duele? No precisamente, porque Neptuno en conjunción a Luna y Juno en Piscis, suaviza el ego y suena más a «aquí no hay nada más que hacer», pero también aporta especial sensibilidad y compasión, por lo que podríamos sentir que las emociones nos traspasan, nos colman e incluso nos mueven emociones ajenas como si fueran propias.

También podríamos sentir como si algo no sólo se fuera, sino que abandona, se esfuma. Y quizá se traduzca en desconsuelo pero Juno siguió siempre adelante, fiel a su postura (Neptuno R amplia conjunción a Juno R en Piscis), fuerte -y hasta dura- de espíritu.

Photo by Luis Quintero on Pexels.com

Considero que no tendría que haber un dolor desgarrador fuera de lo que la zona Escorpio de nuestra carta astral nos indique. Esto podría interpretarlo como el dolor desgarrador de quien sabe que ya todo está perdido pero aun así se aferra a como dé lugar porque lleva mal las transformaciones y las muertes (reales o simbólicas).

Suponiendo que lleváramos mal el perdón y el mostrarnos vulnerables, también las venganzas, las revanchas o la pérdida de poder, control y dominio; ninguno de estos temas tienen ya cabida para el nuevo horizonte, están siendo removidos poco a poco pero sin descanso y sin retorno (Luna y Juno R en Piscis trino nodo sur en Escorpio).

Es irremediable aquello de perder control y poder, pero si nos abrimos al futuro podremos vislumbrar que el crecimiento y la evolución radica en llevar más allá el concepto de abundancia material y placer físico; y por supuesto, en revolucionar aquello que considerábamos amor propio (Luna y Juno R en Piscis en sextil a nodo norte y Urano R en Tauro).


Y como Lilith aun está en Cáncer, mostrándose indomable y rebelde, pero también poderosa y magnética, su voz en esta Luna Llena se hace notar pero no en tensión o de mala forma, sí alborotando con sus modos no tan correctos según el deber ser, pero aportando una mano solícita (Luna en Piscis trino Lilith en Cáncer) para traer a la luz (Sol en Virgo sextil Lilith en Cáncer) lo que antes quedaba en sombra en cuestiones sobre maternidad, nutrición emocional, pertenencia, pasado y hogar, y que ahora también debe irse para limpiar el camino, pero sobre todo, porque ya cumplió su ciclo (Lilith en Cáncer trino nodo sur en Escorpio).

Como Lilith en Cáncer también podría ser un torrente de emociones que caen en lo salvaje, y que atrapan con un magnetismo misterioso como para que uno mismo se adentre en ellas, sin saber exactamente por qué, creo que queda claro que agregamos más emocionalidad a esta Luna Llena en Piscis.

Que ya de por sí es blandita como una nube a punto de lloverse.

Palas ya estaría en Cáncer, permitiéndose sentir pero sin caer en infantilismo o refugiarse en las faldas de nadie para enfrentar lo que sucede en su interior.

En otras palabras, emocionales pero con la cabeza en alto, y sobre todo, usándolo a nuestro favor.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Marte en Géminis en cuadratura a Sol en Virgo y Luna en Piscis agrega dinamismo a esta manifestación; es decir, esta Luna Llena es un resultado consecuente a un proceso natural, no podemos hacer nada para evitarlo y hasta es esperable todo lo que sucede. Este Marte dinámico e inquieto podría querer actuar con opciones distintas, buscar resultados más amigables, negociar si cabe la posibilidad y por lo mismo podría ser incómodo con respecto a una manifestación que prácticamente ya está hecha.

Marte trae impulsos, arranques y acciones que surgen de formas de pensar, de recopilación de opiniones o también de la necesidad de afirmar algún yo herido (Marte en Géminis en sextil a Quirón R en Aries).

No es secreto que hay una discusión entre reencontrar una identidad propia vs una sombra en el hogar, en lo familiar, lo maternal, el pasado o el lugar de pertenencia (Quirón R en Aries cuadratura Lilith en Cáncer), y que este Marte en Géminis trata de adaptarse o buscar opciones para aligerar el malestar (Marte regente de Aries y lo que sucede allí).


Y para refrescar la memoria

Venus y Marte estuvieron en orbe de conjunción desde el 25 de enero hasta el 13 de abril. Por aquellos días comenzábamos a crear algo apasionante, fértil y también con mucho potencial, pero requirió de un proceso y una renovación interna dura (Venus en Capricornio y su retrogradación, con conjunciones a Plutón), en el que, el deseo tuvo sus fases, y transformaciones, para llegar a un punto en el que crearíamos algo distinto, novedoso y que rompiera con todos los esquemas típicos (Conjunción Venus y Marte en Capricornio y en Acuario 2022).

Aquello que comenzamos con esa conjunción sostenida de Venus y Marte ahora está pasando por su primera crisis. Es decir, su primera cuadratura. En Luna Llena en Leo 2022 del 16.02 escribí:

Nota: Venus y Marte en conjunción crean algo; aun falta otra conjunción, es decir, la creación no está del todo terminada y, en consecuencia, aun no la podemos usar. En septiembre, cuando Venus y Marte tengan su primera cuadratura después de la conjunción, sí podremos percibir qué tanto está funcionando lo que creamos por estas fechas. Además, lo veremos con una nueva aproximación de la cuadratura Saturno-Urano.


Y esa pequeña crisis de adaptación de aquello que creamos, y cuya gestación fue bastante importante e incluso absorbente, la estamos viviendo por estos días de Luna Llena en Piscis.

Marte -acción, energía masculina- quiere opciones, creatividad, aprender, no tomárselo tan riguroso. En cambio Venus -deseo, dinero, relaciones, valor y valor propio, energía femenina-, quiere más orden, planeación, compromiso, detallismo, limpieza y apegarse con paciencia y entrega a un proceso.

En esencia esa es la crisis; es un buscar equilibrio y adaptarse el uno al otro sin eliminarse o excluirse entre sí a pesar de las diferencias.

Aunque Marte sabe que para avanzar a futuro, Venus lleva el timón, porque Venus está en Virgo, donde también está el Sol que crea trino a nodo norte en conjunción a Urano R en Tauro, es decir, somos conscientes de que el trabajo diario y la planeación clara es clave para un futuro más próspero y tranquilo, con mejor calidad de vida.

Photo by SHVETS production on Pexels.com

Es esa Venus en Virgo la que estará detrás de todos los mensajes y comunicación que surjan de esta manifestación de Luna Llena en Piscis, porque Mercurio estará en Libra (Venus regente de Libra), retrógrado pero en oposición a Júpiter y Quirón en Aries:

Estoy revisando cómo debería ser un trato equilibrado (Mercurio R en Libra), aunque en el fondo lo que se busca es atender a un proceso que nos sane y nos ayude a avanzar (Venus en Virgo). A pesar de mis reflexiones sobre el trato justo y equilibrado, me enfrento a una postura impaciente (Mercurio R en Libra en oposición a Júpiter R y Quirón R en Aries), que sabe por qué hace lo que hace, pero que también podría estar algo inseguro consigo mismo (Quirón R en amplia conjunción a Júpiter R en Aries).


Y como base crujiente que parece que no se nota pero sí que influye, la cuadratura Saturno R Acuario-Urano R Tauro, esta vez con la solitaria Ceres en Leo.

Esas ganas de liberarse para avanzar a futuro, pero responsabilidades o adulto interno ponen trabas, porque no puede ignorar que temas relacionados con ser «madre» de un hijo único, a quien le debemos el aporte necesario para su florecimiento y prosperidad.

Esto es lo que queda de la tensión por la cuadratura fija que se sintió todo agosto, con Luna Nueva en Virgo 2022 del 27.08, sobre todo con la Luna Llena en Acuario 2022 del 11.08, y algo también con la Luna Nueva en Leo 2022 del 28.07.

Photo by Jess Loiterton on Pexels.com

Me parece que lo importante sobre esta Luna Llena en Piscis ya lo he dicho. Dejaré una guía por signos para que nos sea más fácil ubicar en qué área de nuestra vida sucede este clímax, y por supuesto, también la carta astral.

Que tengan unos días liberadores.

AscendenteEsto es más que una guía.
AriesUna especie de resolución pendiente desde marzo. Un se fue en definitiva que trae paz o sensación de abandono. Aunque también es cierto que debe quedar en el pasado -quizá como un asunto difícil de asimilar psicológicamente- para encontrar un nuevo rumbo liberador que nos ayude a reencontrarnos con nuestro valor propio.

La felicidad y el niño interno piden ser alimentados para resurgir, pero hay restricciones o pasos a seguir, a pesar de las locas ganas e intentos excéntricos. Quizá pensamientos iracundos interfieran o molesten en esta manifestación, pero ya todo está hecho aunque se nos ocurran otras formas.
TauroUn desenlace que había quedado en suspenso desde marzo relacionado con amigos, grupos o comunidades. Esto es lo que es y era inevitable llegar hasta este punto.

Pensamientos sobre red de apoyo y respaldo emocional nos dejan claro que aun en la familia y las raíces hay una especie de carencia o rebeldía, que además activan enojos que podrían no tener un origen claro (son del inconsciente). Pero esta manifestación de Luna Llena muestra que el pasado, quizá cruento o difícil psicológicamente, ya va quedando atrás, porque necesitamos reencontrar una versión renovada -aunque atípica- de nosotros mismos.
GéminisUn clímax en el área de reputación, imagen pública, trabajo y metas de vida. Esta manifestación se intuía desde marzo pero es ahora cuando sucede como proceso natural e inevitable, sobre todo, por permitir que las cosas tomaran el curso que les correspondía.

El reconocimiento de cuestiones sobre dinero y valor propio que antes preferíamos dejar en la sombra, por miedo a lo que diría la sociedad sobre nosotros, nos ayudan a poner las cosas en su sitio: tomar los frutos de nuestro trabajo, al mismo tiempo que permitimos el cierre de una etapa relacionada al trabajo diario, a querer controlarlo todo y no perder el poder que la riqueza con instituciones o socios nos brindaba.

Cerrar etapas y tomar lo que nos corresponde nos permite descansar en lo profundo y también acercarnos a un aspecto espiritual que se está revolucionando, sacando a la luz cuestiones inconscientes de nosotros mismos.
CáncerClímax en aprendizajes formales, viajes largos, ideología, creencias o maestros. Los mayores aprendizajes de Cáncer suceden a través de la espiritualidad, los términos de ciclo y también los largos retiros en soledad, para conectar con aquello que no se puede explicar con palabras.

Ira o enojo por lo que no se dijo, palabras que se guardaron alguna vez, están saliendo en sueños o en situaciones que no se veían venir. Pero no cambia nada de este gran final de ciclo, porque todo sigue su rumbo.

En definitiva, viejas formas de crear, viejos romances o viejas cuestiones sobre hijos se barren de en medio para dirigirnos a un nuevo enfoque en el terreno de amigos y comunidad. Pero aun hay resistencia con respecto a la asimilación de traumas, temas de sexualidad o finanzas compartidas.

Aunque ayuda que Cáncer esté mostrando por fin su faceta más rebelde pero fuerte y poderosa, esa que no se doblega con respecto al deber ser y libera por fin lo que siempre se había guardado sobre sí mismo.
LeoClímax en cuestiones psicológicas difíciles de asimilar, en una transformación o un antes y un después que podría interpretarse como muerte real o simbólica.

Se puede percibir mucho mejor el término de una etapa que se anunciaba desde marzo. Cuestiones sobre familia y niño interno que se habían quedado enterradas hasta la inconsciencia, traumas sobre abandono que gritan por estos días con todas sus fuerzas (y con lágrimas), y una vieja piel con respecto al funcionamiento que se llevaba en familia, que quizá ya raye en sufrimiento y debe irse para encontrar un nuevo y liberado adulto que ha tomado la dirección de su vida.
VirgoClímax en el área de parejas, socios o personas con las que hacemos equipo y nos complementan. Esta es una resolución anunciada desde marzo en la que podemos ver mucho mejor a nuestro par; está ligada con una vieja forma de pensar que, en realidad está retirándose porque quizá nos esté haciendo daño, y una rebeldía indomable con respecto a nutrición, hogar y familia que patrocinan amigos, comunidad o también proyectos creativos comunitarios.

Esta Luna Llena es un granito de arena que apoya la construcción de una nueva y rupturista ideología de vida, que nos dará dirección en nuestra vida y mucha más calidad de vida. Pero es necesario purificar una vieja mentalidad.
LibraClímax en el trabajo diario, en la salud, el cuerpo o también la rutina diaria. Al poner orden, luz y conciencia en aquello que permanecía inconsciente, negado o en la sombra, podemos poner más orden en nuestro día a día, se nos debía desde marzo.

Le apoyan cuestiones sobre una aguerrida e indomable postura con respecto al trabajo y ser quien lidera el rumbo de nuestra vida, así como una limpieza feroz relacionada al valor propio y capacidad de crear abundancia.

Será precisamente esa limpieza y transformación en el valor propio lo que nos brindará a futuro un patrimonio duradero y robusto, pero será distinto a lo habitual. Aunque temas sobre hijos, creación o romances interfieren en esa visión a futuro.
EscorpioClímax en temas de romance, hijos y creatividad, también vocación y aquello que nos llena de alegría. Algo toma un curso irremediable y tiene conexión con ese viejo -y nuevo- yo que está en plena metamorfosis, también se liga con cuestiones rebeldes e indomables sobre aprendizajes formales, ideología o creencias o también con el extranjero. Uno mismo está muriendo para renacer, y el mapa que ayudará a llegar a puerto está en la pareja o el socio, en la renovación que está teniendo.

Este clímax de Luna Llena, que en realidad podría ser romántico o soñador, sucede a pesar de una activación con respecto a temas difíciles de asimilar psicológicamente. Aunque también podría agregar fuego a una necesidad instintiva de fusionarse con otro.
SagitarioClímax en temas sobre hogar, familia, pasado, pertenencia, niño interno, maternidad o también nutrición emocional. Hay mayor consciencia sobre la reputación, el trabajo y el rumbo que está tomando la vida propia, y esto ayuda a poner los ojos en lo que sucede en lo más privado, que está siendo influenciado por cuestiones emocionales que cruzan los límites sin preguntar o que alborotan nuestro interior, sacando a la luz miedos y traumas sobre entrega y ser vulnerable dentro del entorno familiar.

Como si las emociones se pusieran de acuerdo, familia y entrega con plena confianza escarban en nuestro inconsciente y reviven cuestiones que ni siquiera sospechábamos: deben irse para buscar mayor estabilidad y calidad de vida con respecto a nuestro cuerpo, nuestra salud y el trabajo diario.
CapricornioClímax en nuestra forma de pensar, en conexiones que nos dan información, en forma de aprender o también en temas sobre hermanos.

La pareja nos muestra rasgos polémicos e indomables que quizá preferiríamos mantener en la sombra; el área de amigos y conocidos como mudando de piel, como si dichos cambios ya no permitieran volver a lo que antes éramos juntos. Pero sobre todo, conciencia de las propias ideologías y creencias, porque así se sostiene esa iluminación en nuestros pensamientos, aun soñadores y algo idealistas, pero conscientes de que se trabaja por una mejor calidad de vida que también nos garantice felicidad.

Aunque, habrá que abrirnos a la posibilidad de que esa alegría llegue de una forma atípica.
AcuarioClímax en finanzas personales, amor propio o cómo encontramos placer y disfrute por medio de nuestros cinco sentidos.

Hay una activación en el área de romance, hijos, creatividad y vocación que pide variedad y opciones para no aburrirse, pero vamos a ver, hay más conciencia de nuestro poder interno, de lo valiosos que somos cuando mantenemos en privado una parte de nosotros que pocos conocen, o quizá, elegir según un criterio de exclusividad, hacerlo nos da mucha más claridad con respecto al amor propio o cuánto podemos disfrutar realmente de la situación general.

Una vieja reputación de alguien -quizá- intenso, dominador o posesivo se está transformando, nos está llevando a re-habitarnos, rompiendo esquemas de familia, para encontrar mejor calidad de vida.
Piscis¡Clímax en lo que soy! En mi identidad, en mí mismo y cómo afirmo mi identidad. Aunque mucho sobre afirmar mi identidad lo esté dejando en manos de mi familia, de mis raíces y mi nutrición emocional, y al parecer muestra dos caras o poca constancia, este clímax sucede gracias a una mayor toma de conciencia con respecto a mi pareja o mi socio.

Viejas, tercas y firmes ideologías se están yendo, están terminando porque ya no ayudan a transformarme, sino que me hacen daño; y esa parte de hijos, romances o creatividad también están mostrando un lado rebelde o polémico, que a veces quisiera reprimir o no mostrar.

Ambas cuestiones influyen en mí, en mi esencia sensible y me muestran también un yo que está terminando pero iniciando también; soy la suma de lo que fui, pero sin aferrarme a ello, porque también se irá.
Horario del norte de México.

Publicado por Arte

Mujer multifacética que escribe sobre astrología en astralarte.com Informa sobre el clima astral, e interpreta y analiza cartas astrales.

Un comentario en “Luna LLENA en Piscis 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: